novedades
 SEARCH   
 
 

09.07.2017 Críticas  
Música nacional de altos vuelos para varias generaciones

El dúo zaragozano Amaral ponía el punto final al festival Guitar BCN en el Poble Espanyol. La presentación de la versión acústica de su último disco ‘Nocturnal’ era la excusa perfecta para reunir a los seguidores de esta banda que ya reúne tres generaciones y cantar a pleno pulmón sus canciones más populares.

Suenan los primeros acordes de ‘Unas veces se gana y otras se pierde’, la segunda canción del último LP de Amaral, ‘Nocturnal’. Eva Amaral y Juan Aguirre aparecen en escena; ella, con un brillante vestido lleno de lentejuelas gigantescas, él con una de sus ‘old-fashioned’ (y características) gorras. En medio de un extraordinario escenario muy fotogénico recreando un entorno mágico que no es más que la antesala de lo que pasará sobre el escenario del Poble Espanyol esta noche.

Amaral cuenta ya con más de 20 años de carrera musical, solo hace falta echar un vistazo a los videoclips y las fotos promocionales que se hacían en aquella época para ver que han madurado bien, mejor que bien. Y sin miedo de recrear aquello que hicieron hace tanto tiempo a pesar del enorme cambio de registro que han ido gestando en los últimos diez años.

Parece ya lejos ese ‘Estrella de mar’ que les catapultó a la fama; y aún más lejos cuando suena ‘Kamikaze’, un tema desgarrado, con letras profundas y un sonido que huye del pop más ‘mainstream’. Pero ellos lo hacen, mezclan en su ‘setlist’ las canciones de ‘Nocturnal’ con la mítica ‘Revolución’ con la propiedad de alguien que está orgulloso de dónde ha llegado, y lo que es mejor de todo: el orgullo del camino realizado.

Eva Amaral es más que una excelente cantante, es una extraordinaria intérprete que, con movimientos convulsos y con frenéticos bailes, trasladará al público a otra dimensión. Entre el respetable se cuentan edades de todo tipo: desde los que debieron bailar ‘Sin ti no soy nada’ en su boda hasta los que alucinaron con ‘Hacia lo salvaje’ en plena adolescencia e incluso niños que lo dan todo al ritmo de ‘El universo sobre mí’.

Así transcurre un concierto que desde el primer momento ha mantenido al público a tope de energía pero con también momentos emotivos, como cuando anuncian que van a interpretar ‘Salir corriendo’, una canción que habla de la violencia de género; o como cuando explican la ilusión que les hace que en los colegios se cante ‘Salta’ a pesar de que no fuera una canción destinada al público infantil.

A pesar de que la premisa era la publicación de un ‘Nocturnal’ más acústico, Eva y Juan vienen en su versión más eléctrica, con una banda que lo da todo sobre el escenario y con un espectáculo que hace las delicias de los asistentes, cámara del móvil en mano. Ella, con algunos movimientos calculados para fusionarse con la pantalla circular que hay colocada en el centro del escenario; él, desplazándose tímidamente de lado a lado del escenario, guitarra en mano y permitiendo a Eva Amaral ser el centro de todas las miradas.

Sin duda alguna, el broche de oro a la edición de este año del festival Guitar BCN que pone punto y final con una banda consagrada que ha sabido irse adaptando a los nuevos tiempos siendo fieles a ellos mismos, sin renunciar a ese sonido y a ese carácter que les define.

Crítica realizada por Bea Garrido

Volver


CONCURSO

  • COMENTARIOS RECIENTES