novedades
 SEARCH   
 
 

09.05.2024 Críticas  
El favor – Crítica 2024

¿Qué estamos dispuestos a pedir a nuestros amigos más íntimos para conseguir lo que más deseamos? ¿Qué estamos dispuestos a dar a un colega del alma? Susanna Garachana escribe y Xavier Ricart dirige El favor, una comedia sobre la amistad y la paternidad que se ha estrenado en el Teatre Goya de Barcelona.

Una de las grandes virtudes de El favor es que trata a los espectadores como adultos inteligentes: en ningún momento pretende esconder la premisa de la obra (un cuarentón pide semen a sus amigos para inseminar a su esposa), y es tan consciente de que quien está en la platea ya es consciente de ella que se permite abordarla desde el prólogo, así que no trata de jugar a la falsa sorpresa en ese sentido. Es una de sus virtudes, pero no la única.

El favor cuenta con una conjunción de lo más agradecida: un texto inteligente que no trata de hacerse el listo, unos actores graciosos que facilitan el conflicto sin caer en la exageración, y una dirección precisa que al mismo tiempo resulta flexible.

El texto: Susanna Garachana escribe de manera muy sabia, presentando sin que seamos conscientes reflejos, paralelos y subtemas desde el principio, desde ese antes de la pregunta fatídica. Porque sabemos que va a llegar, pero precisamente saber que sobrevuela el entorno sin que más que uno de los personajes lo sepa constituye una de las gracias de la primera parte. Y esa primera parte nos permite conocer a los personajes (los presentes y los ausentes) de una manera íntima y real, ajenos al conflicto, en su esencia como personas que podrían existir más allá de este día fatídico, de este punto y aparte. Desde «Aragorn hijo de Arathorn» a las cuitas de los amigos con sus hijos, la paternidad y su relevancia y sus problemas para todos estos amigos masculinos se va desgranando paso a paso. Solo se le puede achacar al texto porqué, si define de manera tan primordial para el protagonista la paternidad, pone algunas de las condiciones que pone a los amigos, sobre todo cuando esquivándolas podría conseguir lo que quiere. Pero es pecata minuta en un conjunto muy bien trabado.

Los actores: David Marcé es el anfitrión, al que se le une la pareja de hermanos que forman Marc Rodríguez y Eduard Buch (el día y la noche, el seny y la rauxa), y Jordi Rico, una especie de punto intermedio común. Amén de otros dos personajes importantes, a los que no vemos, pero de los que acabamos sabiendo mucho, un quinto amigo que no acude a la cena y la esposa del anfitrión, la que quiere quedarse embarazada, que se encuentra de viaje. Todos funcionan maravillosamente en sus desarrollos dramáticos y cómicos, en los conflictos pero lo más importante: en la amistad. Son todos creíbles, en lo exagerado y en los intentos de mediación. Por una vez no tenemos a personajes extremistas en escena sino a seres humanos realistas, perfectamente reconocibles más allá de los tópicos, matizados y pese a ello tremendamente divertidos.

Y todo ello lo empasta y encarrila la dirección de Xavier Ricart, que además de marcar unos tempos generosos, importantes para la comedia, y evitar abusar de tópicos y chascarrillos innecesarios (el texto ya tiene suficientes) saca todo el partido al decorado de la casa conde transcurre todo, una escenografía diseñada por Anna Tantull que nos habla de quien vive aquí y de la incomodidad y cercanía de los que nos visitan.

El favor es una de las mejores comedias que hemos visto en Barcelona en mucho tiempo. Con las justas pretensiones, con calma, pone sobre la mesa una multitud de puntos de vista sobre la paternidad, sus aspiraciones y sus problemas, sobre la amistad, sus intensidades y sus límites, sobre nuestros deseos y nuestros egoísmos. A ratos parece un Veber, a ratos un Wilder, un Capra, un Simon. Lo que en todo caso quiere decir que el hijo teatral de Susanna Garachana, Xavier Ricart y esos cinco donantes de talento escénico ha llegado al mundo sano, con las defensas fuertes y listo para dar guerra durante muchos años.

Crítica realizada por Marcos Muñoz

Volver


CONCURSO

  • COMENTARIOS RECIENTES