novedades
 SEARCH   
 
 

23.02.2024 Críticas  
50 Sombras El Musical – Crítica 2024

Esta comedia musical basada en el famoso bestseller de E. L. James, puede verse en el Teatro La Latina de Madrid desde el 14 de febrero (fecha que apostamos que ha sido elegida con picardía) hasta el 31 de marzo bajo la dirección de Jesús Cimarro y con los talentos de Leo Rivera, Anna Herebia, Flor Lopardo, Paule Mallagarai, Elena Troyale, Paula Díaz, Tatán Selles, Carles Vallés y Xabi Nogales.

50 Sombras El Musical cuenta la historia de tres mujeres al borde de un ataque de aburrimiento que participan en un club de lectura para escapar de la rutina. Todo cambia cuando una de ellas propone leer un libro que despierta sus pasiones más carnales a través de los ojos de su protagonista: 50 sombras de Grey.

A través de la lectura de esta novela, el trío se verá envuelto en las pasiones de los dos protagonistas de la novela: Anastasia Steele (Anna Herebia), una joven e ingenua estudiante universitaria de literatura que cae bajo la influencia del magnate sensual, excéntrico y vicioso aficionado al sadomasoquismo Christian Grey (Leo Rivera), amante de la experimentación sexual poco convencional. De forma casi inexplicable Grey se obsesiona con ella y decide convencerla a firmar un contrato a través del que Anastasia le cederá el control de casi todas las facetas de su vida.

La implicación y la identificación de las tres lectoras con los protagonistas del libro las abrirá a transformaciones y cambios en su vida privada, pero también en su forma de pensar y en el deseo de escapar de la rutina de pareja, dar espacio a nuevas experiencias apasionadas, además de provocar un nuevo diálogo con su lado sexual más profundo.

Aunque a simple vista parecería un argumento propio de un thriller, este pierde su seriedad cuando se observa con cierta inocencia, especialmente si se hace rompiendo la cuarta pared. Todo transcurre de una forma divertida y sarcástica, con una interpretación disparatada, alejada del imaginario colectivo del libro, con referencias irónicas y un lenguaje a menudo apartado de la realidad, propio de la comedia musical. A través de él, los espectadores revivirán sensaciones y pensamientos que les despertará el universo de exploraciones, fantasías eróticas, sexo y tabúes que despliega la obra durante sus noventa minutos.

El montaje dirigido por Matteo Gastaldo con Leo Rivera interpretando al magnate excéntrico y sensual Christian Gray, es una parodia deseable que mira lo absurdo de cada situación con lupa, desplumando las “particularidades” de los personajes y sus decisiones vitales de una forma deliciosamente hiriente. Será porque, a diferencia del libro, a este musical no se le puede forrar una carátula por encima para disimularlo, porque es descarado con mayúsculas.

El diseño de escenografía de Matteo Piedi es sencillo aunque versátil. Un escenario giratorio con una barra de pole dance y un potro de tortura incluido que dará mucho que hablar y fantasear entre el respetable. Las situaciones que daban rienda suela a la imaginación cuando leíamos el libro, aquí se muestran de una forma tan diferentes que sorprenderán al espectador.

Destacar el uso de la iluminación y las proyecciones, que ayuda aun más al show y, sobretodo, alabar el trabajo del elenco del musical al completo, el cual hace un gran trabajo vocal y cómico; incluso cuando se ven obligados a desafinar por el guión arrancando así las risas del público. Canciones y situaciones disparatadas y excitantes resumen un musical inesperado y completo. Cabe destacar la labor de Anna Herebia, que en una escena se arranca con un solo que hace gala de todo su rango vocal; Flor Lopardo, por su parte es capaz llenar un escenario con tan solo su actitud de descaro; y Tatán Sellés, quien nos sorprende con una salida de escena especialmente cómica. Merece mención especial Leo Rivera, quien consigue levantar por puro carisma el momento justo en el que la obra parece perder fuelle con el número musical más gamberro que he visto en bastante tiempo, recorriendo las butacas preguntando al público lindezas como “¿Señora, se la han follado hoy?”.

En resumen, 50 sombras, El musical es una excelente apuesta en la que los aficionados al humor políticamente incorrecto y aquellos que deseaban bajar del pedestal a la obra original disfrutarán al unísono. Es más, aún siendo una critica mordaz, puedo apostar que hasta fans del libro no podrán evitar reír.

Crítica escrita por Daniel Rivera Miguel

Volver


CONCURSO

  • COMENTARIOS RECIENTES