novedades
 SEARCH   
 
 

20.02.2024 Críticas  
Disney On Ice – Crítica 2024

The Walt Disney Company celebra este año sus 100 años con el regreso de su aclamado espectáculo Disney On Ice. El show, que ha podido verse en Madrid y Barcelona, nos presentó un sinfín de historias conocidas por todos/as, basadas en las Princesas Disney que, de una forma espectacular, recabará en las memorias de los más pequeños durante semanas.

La incomparable magia de Disney ha llegado de nuevo al Palau Sant Jordi de Barcelona de la mano (y los patines) de Mickey Mouse, Minnie Mouse y el resto de icónicos personajes Disney que todos, niños y adultos, queremos. Disney On Ice 100 años de emoción se presentó la semana pasada en capital catalana con la intención de hacernos vibrar de emoción a través del patinaje artístico, los saltos de altura, los efectos especiales, un vestuario llamativo y una escenografía impresionante. Y, alerta spoiler, ¡lo consiguió!

No es muy difícil emocionarse con las historias que nos han acompañado desde pequeños. Aquí, un cuarentón como yo, las conocía todas. Bueno, alguna de las nuevas se me escapaba pero para eso estaba la joven de la casa, la cual se las conoce al dedillo y no duda en mostrar su grado superior de conocedora Disney cada vez que aparecía un nuevo personaje. Y es que, pasen los años que pasen, te das cuenta que disfrutar de las historias Disney es algo que marca y, en familia, es más profundo aun.

Como ocurría en nuestra época, las historias siguen siendo icónicas y las pegadizas letras de sus canciones se activan de nuevo en tu memoria en cuanto suena la música. Sin saber de dónde provienen, tu cuerpo empieza a hacer pequeños movimientos de baile mientras tu voz, casi por arte de magia, canta las canciones que tienes grabadas en el subconsciente (de eso hablaban en Del Revés, ¿os acordáis?). Es como un pequeño resorte. Y, de verdad, disfrutar de ello con tus hijos es un sentimiento tan profundo que solo Disney puede conseguir.

Esta vez (y ya digo que no va a ser la última), en Disney On Ice 100 Años de Emoción, los asistentes hemos podido formar parte de una intrépida aventura junto a Vaiana y el semidiós más grande que jamás haya existido, Maui, en un viaje lleno de acción para restaurar el corazón robado de Te Fiti. También hemos explorado la Tierra de los Muertos mientras Miguel, de Coco (como llegamos a cantar esta canción a pleno pulmón), lleva las festividades del Día de los Muertos al hielo. Anna, Elsa y Olaf, por su parte, viajaron hasta el reino de Arendelle para revivir un relato del amor fraternal que salvó un reino. Y como no, no faltaron a la fiesta algunas de las princesas Disney originales como Jasmine, Ariel, Aurora, Bella y Cenicienta quienes, acompañadas de Rapunzel y sus sendos príncipes, nos hicieron sentir la fuerza, la valentía y la bondad que inspiran a una generación tras otra.

Si bien es cierto que eché de menos algunos personajes clásicos como Peter Pan (sí que vimos a Campanilla), Pocahontas, Blancanieves o, ya más cercanos a esta época, la trupe de Toy Story; sí pudimos disfrutar de la nueva generación de personajes que ahora mismo inundan sus parques y nuestras pantallas (¡bendito Disney+!). Y es que, algo que hace muy bien Disney es renovarse. Aunque las historias y sus personajes cambien, sus lecciones de felicidad, humildad y sentimiento de amor propio siguen estando ahí. Y eso es lo que más disfrutamos: el aprendizaje, la empatía y la humildad; todo lo que queremos inculcar a nuestros hijos/as.

Si este año no has podido disfrutar de la magia de Disney On Ice, te aviso que una nueva producción ha sido anunciada y llegará en Febrero de 2025 a nuestro país. Encanto, Toy Story, Vaiana o Frozen son algunas de las historias que podremos conocer. Yo lanzo mi petición… Por favor, ¡que incluyan El libro de la selva y Peter Pan! Los adultos lo vamos a disfrutar aún más (y seguro que a más de uno/a la emoción le llegará).

No te pierdas Disney On Ice – Mickey y sus amigos en Madrid y Barcelona en Febrero de 2025. Las entradas ya están a la venta en DisneyOnIce.com y puntos de venta habituales.

Desde ahora, tengo claro que la ilusión se desliza en patines de hielo.

Crítica realizada por Norman Marsà

Volver


CONCURSO

  • COMENTARIOS RECIENTES