novedades
 SEARCH   
 
 

09.02.2024 Críticas  
Qui ets?

El Teatre Gaudí de Barcelona nos sumerge en un intrigante relato titulado Anna. Esta obra, con dirección y dramaturgia de Marc Torrecillas y Xaro Campo, y con cautivadoras interpretaciones de Gemma Deusedas y Anna Carreño, nos invita a adentrarnos en los misterios que se esconden detrás de los espejos y las cuatro paredes de una enigmática habitación.

La historia nos presenta a su protagonista, Anna, interpretada por Anna Carreño, la cual vemos enfundada en un vestido rojo, interpretando a una joven de apariencia juvenil y angelical. De repente, emerge en escena Gemma Deusedas, interpretando una mujer mayor, también envuelta en el mismo vestido rojo de la protagonista, surgiendo desde el reflejo de un espejo. Ambas intérpretes se ven caracterizadas por el mismo diseño de vestuario creado por Nerea Melo; algo inusual que hace pensar al espectador. La joven, sorprendida, busca respuestas sobre su identidad mientras la mujer del espejo la observa hipnotizada. Comienza así la trama con la formación de una extraña amistad y realizando un juego de adivinanzas y relatos entrecruzados que revelan gradualmente similitudes en sus experiencias pero desde perspectivas diferentes.

La dirección de Marc Torrecillas en Anna se evidencia en la habilidad para mantener la atención y la intriga a lo largo de la trama. Un ejercicio en el que cada movimiento, cada cambio de perspectiva, se ejecuta con precisión y se encuentra milimetrado para conseguir sumergir al público en un laberinto de revelaciones y sorpresas.

Estas sorpresas, se refuerzan con la ayuda del escenario concebido por Jordi Larrea y Anna Tantull, quienes recrean una habitación bañada en una tenue iluminación. En ella, no solo se alberga un espejo, sino tres. Y, además, vemos una puerta que añade misterio al ambiente. A lo largo de la obra, las intérpretes se desplazan por este espacio, explorando cada rincón mientras la penumbra contribuye al suspense y la tensión.

Por último, destacar el trabajo de ambas actrices en escena. Las seductoras y misteriosas interpretaciones que nos ofrecen Gemma Deusedas y Anna Carreño nos invitan a indagar cada vez más en la historia, llevándonos casi de la mano para tratar de averiguar qué misterios se esconden detrás de los espejos de esta enigmática habitación; envolviendo al espectador en un velo de intriga y emoción cuidado meticulosamente en cada gesto y expresión.

Anna se alza como un thriller psicológico que cautiva desde los primeros minutos. El misterio que rodea a la obra crea una atmósfera de suspense, llevando al público a cuestionar quién es realmente Anna, qué es real y qué realmente no lo es.

Crítica realizada por Yadi Agurto

Volver


CONCURSO

  • COMENTARIOS RECIENTES