novedades
 SEARCH   
 
 

12.06.2023 Música  
Share Festival lo rompe con broche de oro a ritmo de Bizarrap

El 9 y 10 de junio tuvo lugar en el Parc del Forum de Barcelona el Share Festival, la 5ª edición del festival de música urbana que ha crecido para implantarse en el Parc del Forum y continuar trayendo un ambicioso cartel. Con un público muy joven, el llenazo del festival fue indiscutible.

Share Festival se celebró el año pasado en el Poble Espanyol de Barcelona y fue una sorpresa ver el cambio de ubicación y la concentración de artistas en un fin de semana. Un cartel de escándalo que reunió a todos los amantes de la música urbana para cantar sus canciones favoritas a vivo pulmón.

El festi empezó el viernes a las 14h, un horario algo complicado para un viernes, sin embargo a eso de las 16h la pista ya tenía color. Los shows sufrieron retrasos pero el público no se estuvo quieto, pues el viernes Dj Nàtura pilotaba la nave para hacer bailar a todos sin parar. Un público complicado ya que parece que no vinieron a bailar sino a entonar sus canciones preferidas también durante el exquisito dj set de Nàtura. Está claro que esta mujer sabe lo que hace a las mezclas metiendo hip hop de los 90 entrelazado con reggaeton y música electrónica. Sonó Daddy Yankee, 50 Cent y Miss Nina temas tras temazo y sí, a nosotros sí nos hizo bailar.

El sonido durante las primeras horas estaba considerablemente bajo de volumen y en las actuaciones escuchar a los artistas era difícil. A la hora de bailar fue molesto no poder vibrar con la música o escuchar lo que los artistas querían comunicar. Sin embargo el problema quedó subsanado desde la actuación de Dellafuente hasta el día siguiente de festival.

La gente estaba esperando loquísima la aparición de Maikel Delacalle, pues tiene el cariño de su gente y los ama. Supo como entrar y tener a todo el mundo cantando como loca con su tema «Ganas» el que enseguida cortó para subirle el hype con otros de sus éxitos. Su show estaba muy condensado, cortando los temas a la mitad para poder sacar sus hits a relucir sin dejarse ni uno, ¡difícil! pues Delcalles tiene una larga lista de temas en las plataformas que te encantarán. «Clandestino», «Mi Nena» o «Lo Siento» fueron los más coreados.

HOKE & Louis Amoeba entraron con muchísima fuerza y con mucho autotune también. Un trap bien parido construyendo un climax durante su show con un flow muy rapero de por medio. La verdad es que han demostrado ser unos artistas muy versátiles que tuvieron al público atento hasta que fue el turno de Saiko. Saiko hizo que sus fans literalmente corrieran hasta el escenario para coger el mejor lugar, sin embargo las primeras filas estaban reservadas para los VIP aunque detrás de esa línea se veía bastante bien ayudado de las pantallas. Saiko puso el listón bien alto, ¿y quién podía competir con la presencia de Omar Montes en el escenario? Una gran sorpresa sin duda. Para cerrar su actuación no pudo faltar su colaboración junto a Quevedo; «Jordan 1».

Tras Saiko hubo un montón de musicon que nos permitió dar una vuelta por el festival y disfrutar de un delicioso mojito en el bus de Negrita desde el cual teníamos unas vistas estupendas al mar y al escenario. Tampoco pudimos pasar por alto las actividades del festival como el stand de Médicos Sin Fronteras y sus juegos educativos o el original photocall que te permitía dejar tus mejores frases en la pared y hacerte selfies como si estuvieras en los momentos lavabo con tus amigas.

Si te ibas fijando en el escenario veías que iban sucediendo cosas, pues había lo que parecía un coche tapado con una lona blanca. Se trataba del BMW descapotable blanco que se dejó ver nada más empezar el show de Dellafuente. El show de Dellafuente hizo vibrar a todo el festival. Su show parecía una película pues sus compañeros de escenario le hacían piquete mientras cantaba sus canciones junto a su público fiel, jugaron a baloncesto, chulearon todos subidos en el coche, tuvieron que repararlo cuando este empezó a sacar humo y hasta se calentaron con el calor de un bidón. Un show espectacular difícil de olvidar.

El segundo día empezó fuerte con las actuaciones de Miss Raisa y Aleesha. Aleesha se marcó un concierto con su dj con muchísimo nivel. Cantó sus canciones sacando todo su potencial y dejando a todos con la boca abierta, pues su melodiosa voz hipnotiza. Sonaron hits como «Dime Ali» o «La Patrona» o sus recientes lanzamientos «Sin Kerer» y «cómo t va?».

Cyril Kamer fue el siguiente en el escenario y sinceramente se lo comió. De nuevo vimos a la gente correr para aproximarse al escenario y, tras acabar la actuación corrieron como locos para conseguir su foto con el artista. ¡Fue una locura! Lo cierto es que el show estuvo muy potente y lleno de energía, y es que han subido como la espuma.

Dj Trapella y Naguiyami estuvieron cubriendo la tarde poniendo auténtico musicón. Al igual que Dj Nàtura el día anterior han demostrado que saben qué tienen que poner para convertir el festival en un exitazo y una verdadera pista de baile. La mezcla que más nos llamó la atención fue de Dj Trapella mezclando el tema «Toxic» junto a «Gangsta’s Paradise». ¡Un auténtico locurón!

Ptazeta la lió bien parda desde que apareció en el escenario, pues al público no había letra que se le escapara. Si bien hubo algún problema de sonido que le quitó potencia al micro, la artista no se detuvo y sacó todo su potencial junto con sus excelentes bailarinas. El festival enloqueció y bailó con sus canciones como nunca y es que está claro que es la artista del momento.

Otro de los más esperados del Share fue Morad. Este año repitió en el festival pero está claro que a la gente le gusta. Mucha gente le estuvo esperando y nos llama la atención la cantidad de menores de 12 años que le siguen. Prueba de ella fue un escenario lleno de menores de edad, algunos de unos 8 años a los que Morad ha mostrado agradecimiento al festival por velar por su seguridad y permitir que le acompañaran en el show. El festival enloqueció a ritmo de su afrotrap y de la canción más esperada que se sabían hasta los papis y mamis de los niños; «Pelele». Y no solo de niños se llenó el escenario, pues Morad invitó a Beny Jr, el cual apareció con la cara totalmente tapada para interpretar «Sigue». Menciones a todas las banderas que se hondearon durante su concierto y menciones para su barrio, la Florida, se hicieron notorias por los altavoces del Share.

La noche iba cayendo para ser iluminada por el mayor atractivo del festival: Bizarrap. Abrió su set con su sesión junto a Nathy Peluso y dejó caer muchos de esos temazos suyos que estábamos esperando en forma de remixes, un formato más electrónico y más club para continuar sorprendiendo a la gente. No faltaron los colores, los lasers y los fondos de su estilo con unos visuales de escándalo que acompañaban la letra de cada una de las canciones. Vimos a los lobos cuando soltó el de Shakira y lo gritamos como si no hubiera mañana, o coreamos un año después su tema con Residente viendo un carrusel mientras chillábamos «esto lo hago pa divertirme». Nos faltaron muchos temas, claro que sí, fueron 45 minutos intensos en los que Bizarrap no dudó en hablar con su público, mezclar y tocar sus sintetizadores. Y para cerrar por segunda noche consecutiva, cerramos con «Quédate» de Quevedo, tema con el que el cantante decidió cerrar el Share la noche anterior y convertirlo en el himno de los héroes del festival. Bizarrap fue de escándalo y todos los que estuvieron allí lo saben.

Pues ya lo tenemos, el Share a terminado y ha sido brutal. El año que viene más y mejor, pero ¿cómo superarán este pedazo de cartel? ni se sabe, pero esperamos ansiosos la próxima locura de la música urbana.

Crónica realizada por Nina Delgado

Volver


CONCURSO

  • COMENTARIOS RECIENTES