novedades
 SEARCH   
 
 

11.04.2023 Críticas  
Por el culo

Viernes Santo y segundo estreno del Abril Imaginario de El Umbral de Primavera de Madrid: Desconocidx de Misael Calderón, con ayudantía de Carla Nyman y asesoría de arte y plástica de Antiel Jiménez; donde se parte de la subversión del cruisinig, su carácter anticapitalista y la democratización del deseo de las personas a través del sexo anal.

Una canción en bucle de Candy Candy nos recibe para ambientar nuestra estancia en el cubículo de un baño público donde Misael Calderón, creador de la pieza, se prepara con un bote de popper para esa legión de pollas anónimas que desea comerse y se descarguen en él y sobre él todo el pecado del mundo. Ese retrete es un confesionario que en Viernes Santo se prepara para concebir todo el pecado del mundo y comulgar con una buena hostia mientras su culo es el cáliz en el que depositar la blanca sangre de Cristo. Amén.

Desconocidx es una carta de amor escrita en papel higiénico hacia ese hombre a quien no necesitas conocer. Es una declaración de principios basada en el anonimato, el consentimiento y la devaluación de la moneda de cambio del sexo. El cruising propone una vuelta al trueque, o hasta una despensa solidaria de sexo donde ir cuando se siente el hambre por el cuerpo ajeno. Aunque, al final, lo que se esté buscando no sea solo esa liberación y puesta a disposición del cuerpo de uno, sino el peliculiar y un domingo de sofá, manta y Filmin.

Esta propuesta de Misael Calderón comienza como un alegato en defensa del libre comercio altruista de la carne para terminar virando en la búsqueda de ese hombre que te mira y te desnuda y te hace sentir mujer fatal, mujer de telenovela. El castillo de kleenex usados se desmorona para dejar todos los principios de lado y entregarse al romanticismo depositado en el crush del gimnasio.

Sobre esa alfombra de hierba en la que iba volando tranquila, y que con una estrella fugaz confundió la otra noche, a la que pidió tres deseos mientras durase su luz: dime que te gusto, call me maybe, se homosexual. El Déjame llorar de Ricardo Montaner es la clave de Desconocidx, una propuesta iluminada, eterna, pero confundida y perdida en la noche oscura de una sala llena de ojos extraños.

Crítica realizada por Ismael Lomana

Volver


CONCURSO

  • COMENTARIOS RECIENTES