novedades
 SEARCH   
 
 

31.05.2016 Críticas  
Éxito espectacular de EL CURIÓS INCIDENT DEL GOS A MITJANIT

La gran sala del Teatre Lliure de Montjuïc de Barcelona se llenó hasta los topes para recibir una de las mayores obras que ha acogido este equipamiento en los últimos años: EL CURIÓS INCIDENT DEL GOS A MITJANIT; basada en la novela homónima de Mark Haddon.

El año pasado ya se realizó esta obra en la hermana pequeña del Teatre Lliure en Gràcia, agotando todas las entradas con una rapidez excepcional. Esta vez, esta adaptación sobre la famosa novela que mostraba, con ingenio inusitado, los efectos del Asperger, vuelve a la carga en mayor formato. El éxito conseguido redobla en tamaño a la edición anterior, pero mantiene su celeridad a la hora de agotar todas las entradas, tanto así que ya no existe opción de verlo este verano; ya que las entradas están agotadas (la obra se trasladará en septiembre en el Teatro Poliorama).

Volvemos entonces a las aventuras del joven Cristopher Boone para encontrar quién mató a Wellington, el perro de su vecina. Al revolver toda la historia sobre este personaje, no es de sorprender entonces que el actor designado para este rol tenga unas dotes de interpretación fuera de serie. Pol López repite la maravillosa actuación que realiza como protagonista de la historia, expresando y mimetizando al detalle todos los gestos, rasgos y características que hacen de Cristopher un chico único. La facilidad con la que adopta el papel de Cristopher da que pensar sobre el tremendo esfuerzo y preparación artística que debe haber sobrellevado para poder actuar con semejante naturalidad.

Pero la excelencia de EL CURIÓS INCIDENT DEL GOS A MITJANIT no reside solamente en la maestría del protagonista: también en cómo todos y cada uno de los sucesos y elementos que suceden en la obra han sido entretejidos y moldeados a conciencia para tener el mayor impacto en el espectador. Llama especial atención como, en varios momentos, los personajes hacen referencia explícita al hecho de que se trata de una adaptación al teatro, creando así juegos narrativos nuevos que hacen la visualización de la obra algo más especial. El director, Julio Manrique, ha sabido muy bien como desplegar estas estrategias y como navegar a través de las emociones, pudiendo así pasar entre escenas cómicas, escenas tranquilas y escenas muy dramáticas de un momento a otro y sin pestañear.

Quizás lo más destacable de EL CURIÓS INCIDENT DEL GOS A MITJANIT (y en este caso hablamos tanto de la novela como de la obra de teatro) es su capacidad por hablar sobre esta condición psicológica sin hacer mención expresa en ningún momento. También hay que tener en cuenta el papel del mentor, en este caso Siobhan (interpretada con cariño por Marta Marco) y de cómo su ayuda puede ser crucial a la hora de guiar y conseguir que se superen todas las dificultades de este tipo de autismo. Si bien la mayoría de los espectadores pueden deducir lo que sucede, la obra expresa con total honestidad la realidad en la que se vive y pretende dar un brillo de esperanza para conseguir que los sueños de personas como Cristopher puedan hacerse realidad.

Crítica realizada por Rubén Recio

Volver


CONCURSO

  • COMENTARIOS RECIENTES