novedades
 SEARCH   
 
 

03.12.2015 Entrevistas  
“MI RELACIÓN CON LA COMIDA dibuja muchos sueños rotos”

MI RELACIÓN CON LA COMIDA de Esperanza Pedreño vuelve a Madrid. Esta vez, el espectáculo vuelve al Galileo Teatro tras el éxito de su visita al Versus Teatre Barcelonés. EnPlatea no ha querido perder la oportunidad de entrevistarla en su vuelta a la capital española. Esto es lo que nos ha explicado…

Aclaremos un concepto de entrada: MI RELACIÓN CON LA COMIDA no es una obra sobre los trastornos alimenticios. ¿De qué va, exactamente?

Habla de la subsistencia, del dinero, de la relación que uno tiene con el trabajo, o con la escasez de trabajo, del hambre como motor, de la pobreza en España, una pobreza en la que conviven todas las nacionalidades, de la pobreza en el caso de los artistas, relación vocacional basada en un chantaje admitido por el público y por todos los entes de la cultura.

Dibuja muchos sueños rotos. La inmovililad que produce la pobreza. Habla también de la pobreza que vivieron nuestros abuelos, trabajadores incansables, a cambio de coces, caídas y mendrugos de pan. Y luego está la otra cara de la moneda, el blindaje que ha hecho Europa ante el hambre en África, los genocidios y la complicidad de la Iglesia, la cultura de los ricos en base a la cultura de la cocina, el atiborrarse y el no querer ver más allá. De la inmovilidad de los poderosos. En definitiva, de pobres y ricos, estómagos vacíos y llenos, de la inmovilidad o
inmovilismo, en cualquier caso.

¿Qué sensaciones te transmitió el monólogo la primera vez que lo leíste?

Lo que me transmitió la primera vez y en lo que sigo obcecada es en el ritual de muerte que hay en la obra. Es inmolación, suicidio y esto es una metáfora artística en toda la pieza, suicido personal, artístico, ruptura… Todavía me quedan enigmas por resolver; hay frases que no comprendo, pero bueno, ya saldrá. Hay versos en la obra dedicados a todos y cada uno de nosotros. Dedicados a mí, a la intérprete, también. Hay un verso que dice “me gustaría que mi obra fuera un alambre para que nadie pueda comérsela” y yo sé que esto es para mí. Yo no encuentro una palabra mejor para definir el día en el que tengo que hacer esta función, es un día “de alambre”, me pasan cosas, buenas, malas, me cabreo y tengo que hacer la función, y cuanto más cabreada estoy con mi profesión, mejor me sale. Y no quiero enfadarme, yo quiero estar bien, en el amor, pero…

¿Y ha sido complicado trabajar siendo tu propia directora?
Esta es por ejemplo, una de las cosas que me cabrean. Me encantaría hablarles de un director, una persona que me hubiese acompañado en el proyecto, que me hubiese ayudado a buscarme la vida con este proyecto, estamos hablando de un monólogo. Pero no ha sido así. Lo complejo, para mí, es buscarme la vida dentro del teatro. Ganar dinero para pagar mis gastos, no el teatro en sí, eso no es lo complicado.

¿Te atrae particularmente ese tipo de teatro, guerrillero, socialmente combativo?

¿Guerrillero?…bueno, tiene un épica, pero muy personal (de la autora). Romántico es cero. Por supuesto que es teatro vivo, muy, muy pesimista, no ofrece salidas. En cuanto a si me atrae este tipo de teatro, yo vivo el teatro desde una pulsión como espectadora muy potente, hasta a mí misma me sorprende y cada vez, te puedo estar hablando de teatro infantil, de una zarzuela, hasta un payaso de cumpleaños… cuando se apagan las luces de sala y se abre el telón, es una cosa,… es una experiencia para mí, que no te la puedo describir,… es un momento de taquicardia, de comunión, de rito y me da igual lo que me echen, que me lo trago. Tengo la sensación de que todo eso ha sido hecho para mí. Delante de un paisaje siempre siento desasosiego, intento pensar que todo está para que yo lo contemple, como dicen los místicos, pero no lo consigo, en eso no doy con la clave, no puedo relajarme. En cambio, el teatro, es algo abarcable, que me reconcilia, no sé, qué quieres que te diga, me gusta todo

Cuando leo críticas de la obra la comparan con Genet, con Lorca, con Celine. ¿Hay algo (o mucho) de poesía y de ritual en MI RELACIÓN CON LA COMIDA? ¿Se mete el público en ese ritmo ritual al que le incitas?

El público, sí, está, se mete a tope en la obra, conmigo, sucede un acto teatral importante. Hay mucha poesía, es un recitativo, las imágenes que ofrece el texto bastan para que se sostenga; no hace falta nada más. Es combativo y autobiográfico como Genet, está la luna de Lorca que simboliza la muerte, en cuanto a Celine, ahí me pillas, no tengo ni idea

¿Y crees que entre el público que va a ver la obra está el blanco de las iras de Liddell cuando escribió el texto? Es decir, ¿apela más a las conciencias o a las opiniones?

Para mí esta autora no es un paradigma de la ira, aunque ella diga que escribe desde el odio, pero ¡quién no!. Consagra su vida al teatro con todo lo que ello supone, renuncias fuertes que manifiesta en cada una de sus obras. Se ve un trabajo concienzudo y maternal hacia el hecho teatral y un profundo amor y respeto al artista. De hecho ella dice que si no se dedicara a esto estaría muerta. Al público le llega en pleno todo esto que te digo y lo comprende. Esta pidiendo a gritos que la amen y las personas que admiran su obra, entre las cuales me incluyo, sólo vemos Amor, amor al hombre, a la carne, no a las quimeras ni a los dioses. Por supuesto que apela a la conciencia de cada uno de los espectadores. La opinión sólo pasa porque te guste o no, en este sentido, su obra no genera ningún debate

¿Cómo recargas las pilas después de cada función? Porque debe ser un trago amargo…

Salgo sola al escenario, pero no trabajo sola. Somos un equipo formado por 4 personas fundamentalmente y otras tantas que van entrando y saliendo del proyecto: Pacho Rodríguez (prensa), Cristina Arranz (actriz que me ayuda en labores de dirección), Gustavo Recuero (diseñador de luz y jefe técnico de la función) y yo. Estas 4 personas trabajamos diariamente para que el proyecto exista. Los cuatro creemos en el proyecto y nos queremos mucho.

MI RELACIÓN CON LA COMIDA puede verse los jueves y viernes a las 20:30h en el Galileo Teatro de Madrid hasta el 18 de diciembre. Entradas a la venta aquí

Entrevista realizada por Marcos Muñoz

Volver


CONCURSO

  • COMENTARIOS RECIENTES