novedades
 SEARCH   
 
 

15.10.2014 Críticas  
Un asombro constante bajo la lluvia

Difícil encontrar adjetivos que describan lo que ocurre en la Sala Verde de los Teatros del Canal, LLUVIA CONSTANTE es un lección maestra de puro teatro que deja al espectador en estado de shock. Un texto duro y unos actores imponentes consiguen que la atmosfera de la sala se cargue de electricidad y tensión.

El hecho de que la obra esté planteada teniendo al público como parte integrante de la misma consigue que nos metamos de lleno en el trágico episodio que va a llevar a los dos protagonistas a un giro radical en sus vidas.

LLUVIA CONSTANTE es un texto durísimo, con un lenguaje brutal, una escenografía fría y mucha lluvia consiguen llevarnos a esa zona muerta de la ciudad donde se desencadena la tragedia.

El trabajo actoral es simplemente asombroso; Roberto Álamo y Sergio Perís-Mencheta consiguen estremecer a los presentes con una intensidad pocas veces vista en un escenario. Interpretan a dos policías que son amigos desde pequeños y que se enfrentan a una situación que pondrá a prueba su amistad y todo su mundo. Nada volverá a ser igual después de los hechos que van a ocurrir delante de nuestros ojos y que van a hacer que contengamos la respiración en más de una ocasión.

Los personajes se dirigen al público constantemente para justificar sus acciones, para darnos su versión de los hechos, para que comprendamos que les está pasando. En manos del respetable está juzgarlos culpables o inocentes, no hay medias tintas.

No vamos a desvelar los detalles de la trama aquí pues cada uno puede sacar sus conclusiones de los hechos relatados y estoy convencido que cada vez que se vea la representación uno puede encontrar matices distintos que le harán variar en el juicio a emitir.

Al final, el agotamiento se ha apoderado de los actores y del público, casi nos alivia el final, nos deja exhaustos, empapados literalmente de esa lluvia que no deja de caer en toda la obra. Un montaje que debería ser de obligado visionado para cualquiera que ame el teatro.

Aun en mi mente retumban las últimas palabras que se oyen en escena: “Es extraño lo que uno tiene que perder para ganar”. Vayan y juzguen por ustedes mismos.

Crítica realizada por @mcalabau

Volver


CONCURSO

  • COMENTARIOS RECIENTES