novedades
 SEARCH   
 
 

11.05.2022 Críticas  
Okey

El espacio IDEAL, en el barrio del Poblenou de Barcelona, presenta la primera experiencia de teatro inmersiva en la ciudad condal. Salvación Total Inminente Inmediata Terrestre y Colectiva es la historia de una familia que busca respuestas después de un cataclismo. Un espectáculo donde la sala se vuelve un actor más.

Un hombre ha escrito un libro que lo predice todo: desde el lugar donde se formará un agujero negro en las palabras que diremos en los próximos minutos. Ha convocado a todos los seguidores en un espacio donde se sentarán y manifestarán su fe en algo que, de hecho, nadie sabe si existe. ¿Habrá fe en él y en lo que dice?

Salvación Total Inminente Inmediata Terrestre y Colectiva es una obra de Tim Crouch dirigida por Pau Roca que se vio a principios de año en la Sala Beckett y que, ahora, llega al Centro de Artes Digitales de Barcelona en un nuevo formato. Transformada en teatro inmersivo a través de artes digitales, el espectador formará parte directa de él y participará activamente a través de la historia.

Protagonizada por Emma Arquillué, Alba Saez, Vicenta Ndongo y Andrew Tarbet, esta obra interactiva, estrenada en Edimburgo, y en la que todos los espectadores leen conjuntamente un libro, llega a la sala virtual para experimentar con su versión digital de la mano de Sixto Paz Produccions en coproducción con el Grec 2021 Festival de Barcelona y Layers of Reality.

Entrar en la sala inmersiva y diáfana de IDEAL Barcelona es ya un espectáculo en sí. Bajo un manto de diminutas ondas que nos hacen presagiar que la sala va a convertirse en un actor más a la hora de contar la historia, nos sentamos cada uno en un pequeño puf/taburete que nos espera con un gran libro azul. Un libro profético que deseamos de ojear pero que no hacemos para mantener el hype de la novedad teatral. Un libro que tiene escrito y dibujado todo lo que va a ocurrir, todo lo que va a pasar, todo lo que se va a decir.

Constantemente, la trama nos mantiene en vilo por lo que vendrá. Queremos saber pero no debemos revisar más adelante de lo que vemos. «Pasaremos todas juntas las hojas del libro y iremos avanzando» -nos indica una de las actrices- en una trama que solo una persona conoce; nuestro líder. Porque él, lo ha visto todo. Lo sabe y lo ha escrito. Él ha visto el futuro y nos protegerá del cataclismo.

De inicio, la obra nos presenta un tipo de narrativa que nos incluye dentro de la misma. Gracias a la tecnología inmersiva del centro de artes IDEAL, esta narrativa se hace presente al adentrarnos sin pestañear en un mundo pre-apocalíptico. Todos formamos parte de la comunidad. Somos seguidores de nuestro nuevo mesías.

Aunque la sala dispone de una tecnología inigualable, es cierto que es la primera obra inmersiva que se programa en dicho espacio; por lo que podemos indicar que, probablemente, servirá de prueba/error a lo que podría realizarse próximamente en ella. Quiero creer que no se han utilizado la totalidad de sus tecnologías y que la expectativa generada en este tipo de sala es tan grande que, aunque no queramos, esperábamos algo más. Si bien es cierto, la obra en sí (por guión) y la disposición del público no ayuda a generar la sensación esperada; por lo que deberemos esperar a que la sala programe Next to Normal (Grec Festival 2022) para disfrutarla en su mayor esplendor.

La interpretación de la obra está, obviamente ligada al libro que sujetamos en nuestras manos (personajes de la obra incluidas). La cercanía del publico a las actrices nos ofrece una experiencia teatral directa que nos deja un buen recuerdo. Pero la necesaria acción de estar pendientes de un libro y del pasar de sus hojas cuando se nos indique hace que, en muchas ocasiones, desconectemos de la obra. No estamos atentos a ellas, no disfrutamos de las reacciones que expresan. Tampoco estamos atentos al libro. En algún momento, cada uno escogerá la opción que más se adecue a su persona: estar más atento a ellas o al libro. Es algo inevitable. Muchos, intercalaremos ambas opciones pero, en ocasiones, nos será difícil; creando una sensación extraña.

Por su parte, la historia de Tim Crouch, dirigida por Pau Roca, deja muchas preguntas abiertas al público. Puede que sea la idea para que cada uno imaginemos un nexo entre ellas. Una respuesta a lo mostrado. Aun así, este tipo de resolución abierta crea una pequeña frustración en el respetable que se siente extraño tras su visita. Una sensación posiblemente buscada, es cierto, pero que nos deja un regusto extraño al salir de la sala.

Crítica realizada por Norman Marsà

Volver


CONCURSO

  • COMENTARIOS RECIENTES