novedades
 SEARCH   
 
 

09.10.2020 Críticas  
Un abanico de sinceridad y emociones familiar

Tras la reapertura de los teatros, el Teatro Poliorama de Barcelona vuelve a programar De Mares i Filles; una historia llena de emociones que trascienden por varios estadios que nos llevan de la emotividad más absoluta a la comedia. Dirigidas por Paco Mir, Mont Plans y Annabel Totusaus nos acercan unas vivencias personales que casi todos hemos llegado a vivir.

De Mares i Filles nos presenta la historia de una madre (Mont Plans) y una hija (Annabel Totusaus) que se reencuentran en la habitación de un hospital después de haber pasado cinco años sin hablarse. Una conversación forzada en la que la hija descubrirá aspectos desconocidos de su madre y de su familia.

La simple premisa de una habitación de hospital en la que se encuentran una madre y su hija que no se hablan por una pelea tonta que ni recuerdan, ya augura temas de conversación interesantes. Esas peleas familiares que todos hemos tenido de una manera u otra con nuestros padres. Aquellas en las que, cuando dejas de ser niño y ya no vives en la misma casa, puedes llegar a arrastrar de una manera estúpida e innecesaria hasta el nivel de dejar de hablarte. Todo por no admitir un error, por no dar el brazo a torcer. Precisamente eso es lo que ambas actrices interpretan de una forma magistral.

La química que se respira entre Plans y Totusaus hace que la obra se nos torne real. Nos muestran tal verdad que no podemos dudar que sean familia. Su buen hacer sobre las tablas rebosa aceptación, comprensión y veracidad en el público. Ese es el gran motor de la obra que nos engancha: el sentirnos identificados desde el minuto uno en el que la hija llega a la habitación del hospital y la trama inicia su andadura. Reproches, negaciones y demás sentimientos que todos conocemos y en dos figuras reconocibles por nosotros; madre e hija.

A la vez que la obra avanza, ambas actrices nos muestran un abanico de sinceridad y emociones que no tienen porqué estar escritas en el texto pero que, simplemente, afloran a la superficie en momentos puntuales de la obra. Esa sencillez en los cambios, esas entradas cómicas que Paco Mir sabe encajar perfectamente en sus obras como experto en comedia, nos recogen y nos hacen pensar si lo estamos haciendo bien en casa, si nos decimos te quiero con frecuencia, si demostramos lo que pensamos que todos deberían saber y que, muchas veces, no verbalizamos.

Plans y Totusaus muestran unas interpretaciones magnéticas y naturales como hacia tiempo que no disfrutábamos. Mont Plans es quien defiende la mayor parte del texto y ello la convierte en el pilar base del espectáculo. Su interpretación nos convence a tal efecto que podemos empezar a pensar que las vivencias que explica sean reales. ¿Habrán sucedido todas? Por su parte, Annabel Totusaus inicia la función como una mera y estoica espectadora que aguanta las idas y venidas de su madre y, como no, las rebate. Pero, poco a poco, el personaje va cobrando más fuerza en el texto llegando a integrarse totalmente con los vaivenes de su madre y convirtiéndose en el pilar que hace que la historia que su madre cuenta avance.

La muy acertada dirección de Paco Mir, nos mueve por la escena y nos hace avanzar en el obra de forma progresiva y natural. No hay nada forzado y lo agradecemos, dado que dota a la escena de una veracidad inaudita que nos engancha y nos hace pedir más.

Mares i filles es un acierto en cartelera. Es divertida, loca y, a su vez, nos da que pensar. Aunque no nos lo parezca, la vida es corta. Hoy pensamos que falta mucho para que nuestros padres nos dejen, que ya tendremos tiempo de disfrutar de ellos y que todos hemos de hacer nuestra vida. Pero si nos paramos a pensar, algunos vamos por la cuarentena y… no hace tanto que teníamos 10, 15 o 20 años. Ahora, en perspectiva, todo ha pasado muy rápido y hemos dejado mucho por hacer y por disfrutar. Ahora que lo vemos, ahora que nos damos cuenta, aprovechemos el tiempo y disfrutemos de nuestros padres. Nada puede ser más importante.

Crítica realizada por Norman Marsà

Volver


CONCURSO

  • COMENTARIOS RECIENTES