novedades
 SEARCH   
 
 

20.09.2019 Críticas  
La opera de los ángeles

El pasado 14 de Septiembre comenzó el Festival CAE. Organizado por la Fundación CajaCanarias y la Caixa, inició su calendario de representaciones teatrales con Pedaleando hacia el cielo, título de la impresionante obra que representó, en la Dársena Los Llanos de Santa Cruz de Tenerife, la compañía belga Theater Tol.

El Acto, de entrada libre y para todos los públicos, vio su inicio tras el crepúsculo y durante el cual, la noche se llenó de ángeles. Acompañados de música, los ángeles trajeron júbilo y amor; transmitido a través de una mezcla de hermosas danzas, luces y acrobacias, inundando la noche con su energía.

Desde el momento de su nacimiento en 2011, esta representación ha sido vista por más de 1 millón de personas por toda Europa. Construido en torno a un escenario conformado por imágenes, música, técnicas circenses, vídeos, utilería, vestuario y pirotecnia; elementos con los que crean un ambiente casi de fantasía y donde la magia impregna el aire, lograron conmover a un público entregado desde el primer instante. Una obra única que disfrutamos por vez primera en las Islas Canarias gracias al Festival CAE.

Theater Tol, fundada en 1998, es una compañía internacional de teatro musical con sede en Amberes (Bélgica). La compañía crea representaciones sin palabras, solamente usando imágenes, movimiento y música. Cada actuación está inspirada en los aspectos físicos, así como en el contexto histórico y social de la ubicación elegida para su representación. El grupo lo integra un nutrido equipo permanente que se reúne para cada producción, bajo la dirección artística de Lot Seuntjens: diseñadores, estilistas, dramaturgos, técnicos de sonido y luz, compositores, editores de vídeo, productores, músicos, bailarines, actores y actrices.

Pedaleando hacia el cielo nos contó una historia de amor, sobre permanecer juntos en los días oscuros, dónde ángeles se mecían entre el cielo y la tierra. Con el objetivo de unir a los amados, consiguió traducir declaraciones de amor en danzas con movimientos y cantos dentro de una representación aérea. A través de un caballero de blanco, nos introdujo en un mundo de ensueño, donde los ángeles bailaron entre el público. Tras este inicio de fantasía, se unió una dama vestida de rojo, hipnotizando con su impresionante voz de soprano ligera, con gran alcance en los agudos . El amor que envolvió al caballero de blanco y a la dama de rojo, elevó a los ángeles por el cielo; los cuales pedalearon incansables para transportar el amor de la pareja por el firmamento. Tal fue la pasión de la dama de rojo, que llegó a ser tomada por los ángeles y elevada también, envolviendo con su voz la noche. Culminó la interpretación con un impresionante juego de luces y pirotecnia, dejando a la mayoría boquiabiertos.

Se trató, sin lugar a dudas, de una representación excepcional que jugó con las emociones, embriagando la vista y el oído de todos los presentes con música y luces y transportándonos a un mundo de fantasía sin igual. Un inicio de festival excepcional con el que nos permitieron saborear lo que el Festival CAE nos presentará hasta el dia 16 de noviembre.

Crítica realizada por Darnell González

Volver


CONCURSO

  • COMENTARIOS RECIENTES