novedades
 SEARCH   
 
 

27.07.2019 Críticas  
Teatro hecho con el corazón

La Villarroel acoge una de las sorpresas del Grec Festival Barcelona 2019. Un dia qualsevol ofrece un emotivo y divertido texto de Oriol Tarrasón hábilmente dirigido (mano a mano con Martí Torras Mayneris) por él mismo y servido por cuatro protagonistas muy bien avenidos y con una eminente capacidad para despertar la empatía y el aplauso del espectador.

El espacio y acceso a las gradas de la sala nos da la bienvenida de un modo tan insólito como verosímil y acogedor a la Residència Bon Repòs. La velada teatral se convierte desde un primer momento en una visita que en algún momento o de manera habitual muchos de nosotros hemos realizado. Seis colaboradores de excepción se integran como miembros del reparto en lo que puede ser una de las decisiones escénicas más acertadas de la temporada. Las buenas intenciones son evidentes, pero la guía y acompañamiento de la dirección y, por supuesto, de los convocados en escena resulta un hallazgo muy estimulante. También el talento para combinar un formato más o menos cotidiano con sorprendentes giros cómicos (y dramáticos) de un modo equilibrado y sorpresivo.

Lo que realmente seduce del texto es el dibujo de las influencias y dependencias de y entre los personajes. No hay duda de que el trabajo de los intérpretes es crucial para que esto se transmita. Sin embargo, mientras dura la representación y de modo progresivo será la mirada del autor y director la que nos cautive. Esa mezcla de admiración, respeto, cariño, familiaridad y ganas de dar voz y alas a personas que se niegan a ser ninguneadas por su edad y que quieren correr, caminar o simplemente pasear más allá de los pasillos de una residencia. Algo tan sentido como emotivo y dramáticamente efectivo y bien desarrollado. También un modo muy hermoso (incluso reivindicativo) de plasmar las inseguridades o miedos de una generación que en un futuro más o menos lejano tomará el relevo de esta tercera edad muchas veces abandonada o desposeída de capacidades de decisión que, en muchas ocasiones, todavía poseen.

El diseño del espacio y vestuario de Joana Martí nos sitúan en un terreno funcional y muy realista que aprovecha la iluminación de Iñaki Garz y el diseño de sonido de Jordi Agut i Jaume Vergé para que las transiciones entre escenas y los saltos temporales sucedan con dinamismo y verosimilitud. Muy bien aprovechas las dos entradas/salidas (rampa y escaleras) que delimitan el espacio. En este contexto, los intérpretes asimilan la delicada labor en el movimiento de Sebastián García Ferro y la muy inspirada caracterización de Txus González para ofrecernos creaciones que se crecen en corta distancia y que generan la sensación de estar compartiendo un momento íntimo y reconocible.

La química entre unos entusiastas (y entusiásticos) Imma Colomer, Pep Ferrer, Quimet Pla redondea la labor de dirección y autoría. Junto a Annabel Castan (que realiza una interpretación que se convierte en el corazón de la función), nos convencen de que esa aventura que se plantean los personajes es mucho menos estrambótica de lo que podamos pensar en un primer momento. Resulta realmente enternecedor ver cómo acompañan a los seis colaboradores y cómo trabajan conjuntamente en escena. Los cuatro protagonistas pasan del registro cómico al dramático y juegan muy bien con las réplicas y la recreación de las distintas situaciones. El dúo formado por Ferrer y Pla ofrece momentos impagables, así como la elocuente mirada de Colomer y los magníficos silencios de Castan. A destacar el espectacular giro que ofrece la escena de la “fiesta” (los que hayan visto la función, estoy seguro de que compartirán esta opinión).

Finalmente, Un dia qualsevol demuestra que cuando una obra de teatro se hace con el corazón, la respuesta es recíproca. Solo hace falta ver la reacción de la platea función tras función y el alto porcentaje de ocupación media. Una pieza que merece una vida escénica mucho más longeva que la programada durante este periodo estival y que esperamos que siga latiendo con la misma fuerza en el corazón de nuestra cartelera teatral. Bien por Tarrasón y Les Antonietes.

Crítica realizada por Fernando Solla

Volver


CONCURSO

  • COMENTARIOS RECIENTES