novedades
 SEARCH   
 
 

24.07.2019 Música  
Sónar concluye espectacular

Sónar de noche se corona de nuevo festival del año y en el mes de julio. Su extensa programación movió a gente de todas las partes del mundo para bailar a ritmo de los diversos estilos musicales que pudimos encontrar. De sala a sala y bailando encontramos infinidad de personas dispuestas a disfrutar en armonía.

Hay que decir que tiene mucho mérito cambiar el mes del evento y seguir petándola de esta manera, pero Sónar sabe que sus seguidores son fieles, no obstante, el año que viene, para su 27 edición, volverá a la fecha a las que nos tiene acostumbrados en el mes de junio.

3, 2, 1 empezamos con las mejores actuaciones actuaciones de Sónar. Los fans de A$AP Rocky quedaron devastados por la noticia de la cancelación de su show a una semana del festival, No obstante, Sónar se movió rápido para poder llenar el escenario del SonarClub. El elegido para hacer vibrar al público ansioso fue Stormzy. El artista subió preocupado al escenario diciendo que, a pesar de que la gente había pagado por ver a A$AP Rocky, no iba a defraudarles y que esta encantado de poder venir como cabeza de cartel. ¿Y qué hizo el público? Corear su nombre sin parar desde inicio a fin de actuación. No solo eso, el público se sabía las canciones casi una detrás de otra. Temas como “Shut up” o “Know Me From” volvieron loco al personal. Stormzy estuvo simplemente sublime; su energía, canción tras canción sin decaer ni un segundo, imparable zapeando una tras otra tras otra. Los rapeos brutales y frenéticos enganchaban al público envuelto y arropado por ese sonido arrollador del SonarClub.

Si había a alguien que mencionamos no podíamos dejar pasar era UnderWorld. Lo cierto es que definir su estilo no es nada fácil pero con seguridad que nos hayamos ante electrónica con guiños de Depp Techno con algo de Dup y House. El show lumínico les dio muchísimo juego y desde luego que el cantante no dejó de moverse y animar al público moviendo la cabeza sin parar. Tras él su compañero detrás de la máquina con una mesa de mezclas totalmente electrónica y los sintes moviendo la energía del SonarClub.

Dimos otro tumbo por la música urbana y pudimos ver en SonarPub a Vince Staples. El MC tiene un fuerte aire a Trap, las instrumentales se apoderaban de cualquiera a la hora de bailar por lo que era difícil quedar indiferente. Los rapeos, aunque impecables, monótonos y faltos de energía.

Nos movimos al ya mítico SonarCar donde están los sets non stop para los artistas más atrevidos. Floating Points nos deleitó con un set de Tech House en el que podías sumergirte durante 6 horazas. El sábado SonarCar se fue un poco más Groovy y recogió a un público más gamberro con luces de led y… hasta estuvieron saltando a la comba a ritmo de Body & Soul dándole una pizca del funk al asunto. Simplemente mágico.

La estrella del Drum’n’Bass se hizo con el poder de SonarLab. Un escenario vacío que de repente, tras las primeras notas, atrajo una avalancha de gente que salió literalmente corriendo a coger el mejor sitio y llenar la pista capitaneada por el gran Andy C, daba igual si estabas cansado o si simplemente pasabas a dar una vuelta, las cabezas, los pies, las manos… daban una patada al descanso para dejarse llevar por los breaks y algunos clásicos del Drum’n’Bass junto con su MC animando la fiesta.

Uno de los cabezas de cartel más esperado y a la vez criticado creó polémica días antes de venir a Sónar, cosa que puso al público algo nervioso, pues Bad Bunny ha demostrado tener su corazón y su amor por su tierra anunciando su retirada de la música de modo temporal para defender su país. El público encantador como siempre con carteles de apoyo hacia su causa aclamando la renuncia del presidente de Puerto Rico, Bad Bunny no se contuvo y pidió el apoyo del público gritando y denunciando esta situación. El puertorriqueño fue con la cara cubierta todo el tiempo y solo se destapó para expresar su dolor. ¡Y debió pasar calor! ya que la pista estaba caliente. Bailes, coreos… hubo de todo… pero sobre todo sonrisas cantando éxitos como “I like it”, “Mia”, “Estamos bien” o las baladas anti amor “Ahora Soy Peor” o “Amorfoda”.

Sábado recta final y la gente estaba más cansada que los anteriores días, pues darlo todo durante 3 días no es moco de pavo, no obstante no cesaron los ritmos y los bailoteos. Kaytranada era uno de los favoritos de SonarPub que estaba a reventar. Ritmos más bajos de BPM’s y un poquito más mellow no apto para techno zapatilleros sino para dejarse llevar tranquilamente por las melodías.

Mientras tanto en SonarClub, HAAI nos regaló un set de lo más currado y más alto de BPM. Techno puro, del de verdad, intenso y oscuro para los Sónar lovers de toda la vida que aman la dureza y el Techno extremo.

Dj Tennis desde SonarPub nos deleitó con un set de Tech House con toques de funk y disco. La pista estaba on fire bailando sin parar como más les gusta, bajo la luz de las estrellas y a la fresca. Groove tras Groove la noche iba pasando rapidísimo tratando de decidir a qué artista debíamos ver para el cierre de esta edición.

Sin duda Amelie Lens fue la favorita para cerrar esta 26 edición. La enérgica Dj ha llamado la atención al mundo entero ganando el respeto y el reconocimiento del maestro Richie Hawtin. Techno con toques de ácido, selecto y elegante para todos los gustos, con sus toques de groove sin olvidar a los más puro techneros. Grata sorpresa y brillante elección cerrar y concluir Sónar de noche con esta pedazo de mujer.

Sónar los junta y ellos se lo pasan bien… ese es el resumen de este Sónar, pues hemos respirado el buenrolleo que le caracteriza, las ganas de compartir entre el público charlando y jugando todos juntos. Sónar trabaja duro cada año y seguro que ya están planeando nuestra próxima aventura, ahora solo nos queda esperar.

Crónica realizada por Nina Delgado

Volver


CONCURSO

  • COMENTARIOS RECIENTES