novedades
 SEARCH   
 
 

13.03.2019 Críticas  
Mutek celebra su mejor edición

Mutek celebra la mejor edición que nos ha presentado en España hasta el momento. Si cada año ha demostrado lo que vale, 2019 nos ha traído un décimo aniversario en el que nos hemos quedado con la boca abierta. Desde los artistazos hasta las nuevas localizaciones, nos dejaron pasmados y pasamos el mejor Mutek de la historia.

Mutek se caracteriza por sus shows en directo de carácter excepcional y el descubrimiento de artistas a nivel mundial realizando intercambios entre los artistas de las distintas sedes promoviendo así el desarrollo de sus carreras. Esos shows combinan la música electrónica más experimental con visuales, luces y efectos que cautivan a todo el que se acerca.

El festival se lanzó el miércoles pasado con su primer DigiLab de la mano de Push 1 Stop quedando así inaugurada la serie de conferencias de Mutek. Pero el festival no podía iniciarse únicamente con una Masterclass por lo que, entrada ya la tarde, nos desplazamos hasta Roca Barcelona Gallery. La nueva localización de Mutek nos dejó de piedra, con un diseño moderno y unas luces tenues nos adentramos a la introducción del festival seguida de una entrevista con NONOTAK que presentaron su nuevo proyecto “Zero Point Two”. Fascinados por el espacio expresaron lo ideal de éste, pues están acostumbrados a exponer en museos de paredes blancas y la oscuridad de Roca Barcelona Gallery creaba una experiencia del todo immersiva. NONOTAK llevaba razón, bajar a la instalación era desconectar y sumergirse en un show de luces que hacía que perdieras la noción de profundidad y vieras figuras abstractas entre los cables horizontales de led de la instalación a la vez que sonaba la música experimental con carácter minimalista. Tras dar paso a que todos los asistentes pudieran disfrutar de la instalación pasamos a celebrar el éxito con una sesión de Microfeel, Techno minimalista y underground con pinceladas de groove perfectas para la velada.

El esperado show A/VISIONS tuvo su estreno en el ya habitual Institut Français. En la maravillosa sala de actos del Institut no cabía un alma, sin embargo, la excelente tarea de los acomodadores hacía fácil el acceso al lugar sin aglomeraciones, todo para no perder detalle del primer show “Membrane” de Push 1 Stop & Wiklow. Una proyección de luces y formas se apoderaron del escenario convirtiendo esta explosión de figuras geométricas y abstracción en una instalación immersiva en 3D que, con su hipnótica música, te hacía vibrar. ¿El secreto? una fina maya ante el proyector y bocanadas de humo transformando la luz. Deslizando la mirada al fondo del teatro era todo un espectáculo, pues los residuos de luz desprendidos por la instalación quedaban reflejados en la pared creando formas abstractas.

Se cerró el telón entre aplausos y empezó la que parecía una interminable espera que, al abrir el telón quedó más que excusada, pues montar el nuevo show llevaba su tiempo. Unos pudieron salir a fumar y otros apoderarse de la mejor vista de la sala al quedar asientos libres. Era el turno de Martin Messier & Yro que, a través de dos microscopios, crearon unos visuales deliciosos. Transformación y movimiento de la materia captadas a través de estos cotidianos aparatos que quedaban ampliados a través de las cámaras. ¿La música? un espectáculo movido por lo único que podíamos ver sobre las dos mesas laterales de estos artistazos; Crearon sus sonidos a través de barras cilíndricas de metal que inclinaban en distintas posiciones. Al terminar el show toda la sala se alzó para despedir este exitoso A/VISIONS.

El viernes empezaba la jornada de los fiesteros que, tras los DigiLabs que componían el día de Mutek todos se juntaron en la nueva sede del festival; WeWork y presentando el nuevo patrocinio de Reebok. La tarde noche transcurrió sobre el salón y terraza del edificio donde los asistentes pudieron disfrutar de bebida y comida, cortesía de WeWork, a la vez que disfrutaban de la velada de networking en la que se fomentó el diálogo entre artistas y promotores a ritmo de música urbana con guiños de house que iba evolucionando hasta el techno más atrevido. La noche estaba de lo más animada así que los que se animaron terminaron el día en Nitsa Club para continuar con Nocturne 1.

Llega el gran día, la hora de invadir la Antiga Fàbrica de Estrella Damm de música, networking y color. Desde primera hora se llenó el recinto y la sala Máquinas Play tenía una larga fila de gente que quería acceder. Básculas se llenó de los más curiosos que prefieren las entrevistas y conferencias de los protagonistas del festival o bien los que se animaron a la Ableton Jam. Al bajar al sótano nos encontramos lo inesperado, una exposición de lo más psicodélica y sorprendente que nadie esperaba ver. Y es que “Bye Human” nos regaló momentos en los que nos pusimos cascos de luces de colores, fantaseamos con medusas lumínicas que volaban en la sala, jugamos a hacer música con las plantas y observamos cuerpos lumínicos. Una exposición digna de ver y pasárselo bien haciendo una pausa entre actuaciones.

En el Moll d’envasat disfrutamos de una evolución musical exquisita. Uji pasito a pasito fue haciendo bailar a la gente empezando con bpms bajos subiendo lentamente el groove. Flabbergast fue calentando la pista aún más dándole una chispa de ritmo y haciendo que el público empezara a mover las caderas a la que encontraban su sitio en la pista tras haber explorado toda la Fábrica. Y es que Birdsmakingmachine se llevó los mejores bailoteos de la gente que, cerveza tras cerveza, se deslizaban sobre la pista disfrutando del techno minimalista. Todo iba sobre ruedas hasta que llegó la actuación de Low Jack que confundió al público con la bajada de bpms y los bombos de carácter industrial que sonaron. ¿Sorpresa o confusión? no se sabe, sin embargo poco tardó la pista en adaptarse, y los que no, se desplazaron a ver a HDMIRROR. Todo un espectáculo con bombos a una velocidad a la que tampoco estamos acostumbrados pero que pareció cautivar al público y provocar bailes desenfrenados a ritmo de Hardcore. Los visuales estupendos a todo ritmo con un sonido del todo envolvente.

Tras una semana entera de Mutek podemos dar por concluida una edición que dará mucho que hablar, pues nos encontramos ante la mejor edición española de la historia del festival. Concluye una edición llena de música, luz y sonrisas que seguro ya está tramando su próxima edición con ilusión.

Crónica realizada por Nina Delgado

Volver


CONCURSO

  • COMENTARIOS RECIENTES