novedades
 SEARCH   
 
 

29.01.2019 Música  
Freddy will be proud

Anoche, pudimos asistir al denominado “Mejor tributo a Queen”. Momo Cortés, acompañado de su banda, nos ofreció un abanico de canciones que recorrió las más conocidas y esas pequeñas joyas incluidas en el álbum “Jazz” que este 2019 cumple 40 años de su publicación.

Con un Onyric a casi rebentar, Momo y su banda hizo su aparición estelar en el escenario del teatro con una versión muy especial de “We will rock you“. Una intro preparada para mover los pies al ritmo de Queen y esperar lo inesperado.

Tras esta introducción pudimos disfrutar de un contundente “Let me entertain you“, donde Momo pedía que el público se pusiera en pie para disfrutar de un concierto bajo la comodidad de un teatro. Le siguieron joyas poco conocidas por el público asistente como “Ogre Battle” y “Mustapha“; ambos del álbum “Jazz“. Sin olvidar del divertido clásico “Bicycle Race“.

Tras una retahíla de 6 o 7 canciones, Momo se presentó y dejó claro que esta gira, “Don’t stop me now“, incluiría todas las aclamadas canciones de Queen pero que, siendo en 40 aniversario de “Jazz” no podían obviar temas tan icónicos y desconocidos como las perlas que iban a ir intercalando. También recordó que esto era un concierto (en un teatro; sí) y que estábamos ahí para disfrutar así que volvió a pedir al público que se levantara de sus cómodos asientos y disfrutara de Queen. Así el concierto durará más; decía. Un tema que tuvo que repetir durante toda la noche ya que la butaca tenía efectos hipnóticos para el respetable.

Y llegan temazos como “Under pressure“; en el que Momo nos recuerda la colaboración con David Bowie (echamos de menos una colaboración que interpretara a Bowie [yo hubiera subido encantado]), “A kind of magic” y otra desconocida parq el gran público, “Dreamers ball” (incluida también en el álbum “Jazz“).

Y aquí es cuando las chicas toman el poder. Empezando por un soberbio “Somebody to love“, cantado por Sandra de Victoria y Esther Peñas (ambas realizan todos los coros del show).

Tras ellas, la gran invitada de la noche, Eva Maria Cortés. Hermana de Momo y integrante del elenco original del musical WWRY (Madrid, 2003) cantó como nunca su canción principal en el musical, “No one but you (only the good die young)” en castellano “Solo por ti (Los buenos ya no están)“. Gran actuación y broma de ambos cuando Momo espetó: “cuanto tiempo hace ya”…Y Eva Maria confirmó: “tanto que se me olvida la letra”. Con o sin confusión, Eva Maria Cortés hizo una interpretación que erizaba el bello. No podemos esperar a verla en su concierto en el Club Onyric el próximo 11 de febrero (quedan pocas entradas ya; así que corre).

Tras ello, Momo retomó el mando y siguió en concierto con la canción que da nombre al concierto tributo “Don’t stop me now” para dejar al público en lo alto antes de un Medley instrumental que recorría todas las década de Queen (Biju, Innuendo, Princess of the universe, Great King Rat, Dragon Attack, Son & Daughter, Liar, Brighton Rock).

La vuelta del mini break llega animada con un canto a la libertad, “I want to break free“, y un Medley variado de artistas pop y rock (“Billie Jean”, “Livin’ On a Prayer”, “Another Brick It The Wall”, “With Or Without You”, “Simply The Best“) donde Momo baja al público para animar la fiesta con la ayuda de Sandra de Victoria y Esther Peñas desde el escenario. No faltará el “coreo” de Momo con el público haciéndoles repetir sus cantos; tal como Freddy jugaba con el público.

Tras ello, Momo se tomó la licencia de cantar una de sus canciones “Enemigo fiel“; incluida en su último álbum “Pequeño Acto de Rebeldía, Muerte y Posterior Resurrección” que está nominado a numerosos premios de música independiente.

Tras esta licencia, siguieron éxitos como “Fat bottom girls”, “Radio Ga Ga”, “Another one bite the dust” y “I want It all“; a la que Eva Maria Cortés fue invitada de nuevo al escenario.

Sonaron los tambores de “We will rock you” y cuando todos esperábamos cantar, Momo se lanzó con una versión de “Boig per tu” de Sau que sorprendió a su guitarrista y le cortó el inicio de la canción. Parece que estas bromas se las hacen normalmente, ya que el guitarrista se resignó a que acabara de cantarla y empezara con las notas de “We will rock you“. Su cara era un divertido poema y Momo lo disfrutó mucho.

Y llegaron las dos últimas canciones del show, “We are the champions” y “Bohemiam Rhapsody” donde todo el teatro, sin excepción, se levantó de su asiento para corear las dos canciones más disfrutadas del mítico grupo.

Momo y su grupo se despidieron del escenario con Freddy Mercury cantando por los monitores del teatro su mítico “The show must go on”. Y, la verdad, el show debe continuar. Concretamente esta noche en la que el grupo realizará un segundo show en el Onyric.

Momo, como Bryan May dice: “Freddy will be proud”.

Crítica realizada por Norman Marsà

Volver


CONCURSO

  • COMENTARIOS RECIENTES