novedades
 SEARCH   
 
 

23.01.2019 Música  
Tupper revienta el aforo de su quinta edición

Jamás hemos tenido dudas cuando hablamos de Tupper como evento de referencia en la Ciudad Condal, pero esta vez nos ha sorprendido con un record de asistencia absoluto completando el aforo de su programación musical y el de sus talleres.

5 años de Tupper han sido suficientes para que Barcelona sepa donde ir en busca de propuestas musicales ambiciosas y fuera de lo común combinadas con visuales hipnotizadores. Y es que Tupper es popular por su ambiente colaborativo en el que los asistentes comparten algo más que la pista de baile, comparten experiencias y conocimiento en tres intensas jornadas divididas en distintas localizaciones; Convent Sant Agustí, Laut, Hangar y Razzmatazz.

Hay que decir que Tupper tiene unos emplazamientos alucinantes y perfectos para el tipo de eventos que realiza. El encanto de Convent Sant Agustí invita a entrar al evento y crea la atmósfera perfecta para las actuaciones musicales en Sala Noble por sus techos tipo cúpula y su decoración esculpida. Hangar nos encanta por su carácter industrial, un ambiente idóneo para escuchar las novedades más excéntricas de la música electrónica con pinceladas de música urbana. Con el éxito de este año, son muchos los asistentes que podías oír hablar sobre el fin de estas dos ubicaciones, pues parece que se les queda pequeño. Una pena por el encanto pero una muy buena noticia para la escena musical barcelonesa.

Año tras año Tupper se ha centrado en ofrecer apoyo a los artistas, en verlos crecer, en sumar y colaborar. Hecho que podemos demostrar con los diversos talleres que se han ido montando impartidos por expertos y profesionales del sector. Este año la variedad de workshops ha abarcado varios campos desde la producción musical, el tratamiento de voces y sonidos hasta la motivación, la gestión de una carrera musical y funcionamiento de un sello. Un completo para artistas, organizadores de eventos, managers y sellos discográficos.

Stefano Ruggeri nos dio un paseo por la retrospectiva sobre la figura del compositor y la composición de música para TV, film, publicidad y otros medios. Sus aspectos formales y prácticos a la hora de crear un tema que funcione en un trailer de una película, en la promo de una serie, o en un programa de televisión. Marc Martín, miembro votante de los premios Latin Grammy de La Academia Latina De La Grabación, realizó una Masterclass de producción digna de ver, pues su colaboración en trabajos de artistas como Christina Aguilera, Don Omar o Paulina Rubio son la prueba de que este hombre sabe cómo hacer un hit.

Los workshops eran tan interesantes que era muy difícil decidirse a la hora de hacer la inscripción, pues algunos coincidían la hora y otros simplemente podían alargarse dejando la difícil decisión de abandonar uno para ir al siguiente o terminar lo empezado y llegar tarde. A pesar de este pequeño conflicto horario la gente no falló. SHE’S IN CONTROL, con Anna Mastrolito y Ariane Paras, se llenó de chicas y algún que otro chico con ganas de tomar el control y las riendas de su carrera musical entendiendo muy bien las bases de una buena gestión y los consejos de varios profesionales involucrados en bookings, organización de eventos y artistas siguiendo el lema de creer en uno mismo. Este mismo workshop era combinable con “Girl Powa! Boost your confidence”, taller colaborativo que tuvo lista de espera desde su periodo de inscripción. Ariane Paras conectó con sus chicas para sacar lo mejor de todas ellas realizando una serie de actividades en las que reinó la participación y el brainstorming colectivo terminando con la “power pose”. Un taller del todo motivador que invitó a todo el mundo a ponerse manos a la obra y trabajar en sus carreras de la industria musical.

BEATSxUS, con AWWZ y Lauren Nine, nos enseñaron cómo realizar una composición desde cero en Ableton empezando con una completa y extensa explicación sobre teoría básica de la música. Pasamos desde entender el ritmo hasta comprender la formación de escalas y armonías y su aplicación a la hora de comenzar a crear en Ableton, unos conocimientos que no consideran imprescindibles pero que son una gran ayuda a la hora de ponerse manos a la obra. Para los más técnicos pudimos ver, junto a Javier Guillén, cómo construir y entender un sintetizador y cómo ponerlo en funcionamiento.

Tupper no se olvidó de los más analógicos y montó un espacio en Hangar; Espacio Eurorack Barcelona, agrupación que une a fabricantes de sintetizadores modulares de Barcelona y alrededores, dejaron a todos los interesados descubrir y probar los sintetizadores de los fabricantes: Befaco, Endorphin.es, Patching Panda, Olitronik, Winter Modular, Plankton Electronics, Grau Modular y Transient Modules. Si te dabas una vuelta, podías ver increíbles maravillas modulares y gente manos a la obra tratando de crear el suyo propio con soldadores y mucho mimo.

También se dedicaron espacios para la gestión del label management y las noches de Barcelona. Francesc Ramió Mier y David Moreno dieron una interesante charla acerca de lo que es un sello discográfico y los modelos de público con las gráficas de repercusión durante un lanzamiento y la evolución de las leyes del copyright en nuestro país. Los mismos que se interesaron en la gestión de un sello discográfico y las ganas de organizar eventos, no pudieron faltar a la mesa redonda en la que hubo un interesante debate sobre la escena musical electrónica actual en la Ciudad Condal como punto de reflexión y adaptación a la evolución de la escena.

La competición de productores y beat makers, Sampler Chef BCN Edition, estuvo muy reñida y unió a todos ellos con un mismo objetivo; ganar la licencia Ableton Live 10 y la Akai Fire (Akai Professional). 8 destacados beatmakers de la escena local ocupando la sala por un tiempo limitado para crear una instrumental de un minuto a través de un sample. A pesar de que no llegamos a ver el resultado final, vimos a AWWZ, ETM, Jordan Ivey, Kuor Larraz, Joseph, La Diabla, laputamusicadenico y SHB sudar la gota gorda mientras creaban a toda prisa pero con una actitud muy calmada.

Sacrificar la parte musical con la de los workshops era difícil tarea para los creativos y trabajadores de la industria musical, sin embargo era posible todavía deslizarse por las salas a relajarse un poco y dar un descanso a las cabecitas repletas de apuntes y valiosa información. Dïurn nos deleitó con un live en el que reinó la improvisación y la experimentación con el más puro estilo electrónico. LiveSoundtracks by Terence nos sorprendió con unos impresionantes visuales que hicieron un repaso por el ambiente más urbano, desde la decadencia hasta las esencias más puras de la ciudad pero también las más olvidadas. Destacar también el segundo set de visuales en el que nos cautivaron la escenografía introducida por un payaso saludándonos pasando por escenas en un parque de atracciones, visuales del todo cotidianos a la vez que inquietantes por sus tomas así como por la antigüedad de las imágenes. ¿La música? experimentación pura y dura hasta que evolucionó a puro techno haciendo que la gente silbara y empezara a mover sus cabezas al ritmo del bombo. Lluvia de aplausos y una gran fila de gente para ver la actuación, pues el equipo de seguridad de Tupper estuvo atento en todo momento para cumplir el aforo de la sala.

Lo mismo ocurrió en Hangar, un incremento de público obligó a entrar por tandas a la sala controlando muy bien el número de entradas y salidas. Luis Costa vio poco a poco la pista crecer, todo tranquilo desde primera hora sin poder predecir la afluencia unas horas más tarde con $kyhook. Tupper no dejó ni un cabo suelto y este fue el momento de explosión de la música urbana. Trap, pinceladas de hip hop underground y hasta dubstep sonó por la sala Ricson. Un ambiente de lo más underground lista para los sonidos más macabros. MANS O empezó fuerte con su sonido experimental y del todo envolvente. Jugando con arritmias, MANS O se hizo con el control de la sala y acogió a todo el público que empezó a acceder tras su paso por los talleres. Hubo momentos en los que pinceladas de techno se adueñaron de los oídos de todos, sin embargo, la experimentación con ritmos fue la protagonista dejando al público quieto y relajado disfrutando de su sonido. Paralaxx, sin embargo, nos regaló un set mucho más rítmico y bailongo. Un toquecito más comercial con carácter techno en el que no faltaron los Breaks y los Glitches. Un djset digno de cierre.

La 5ª edición de Tupper ha sido todo un éxito y ahora toca mantenerlo el año que viene. Estamos seguros de que esta edición dará mucho que hablar y ahora toca reflexionar y empezar a trabajar en el siguiente con más y mejor. Han sido tres días muy intensos que nos han dejado muy buen sabor de boca.

Crónica realizada por Nina Delgado

Volver


CONCURSO

  • COMENTARIOS RECIENTES