novedades
 SEARCH   
 
 

30.11.2018 Música  
La juventud del jazz

Mar Vilaseca ofrece en Luz de Gas su concierto debut en el marco del 50 Voll Damm Jazz Festival de Barcelona. Durante su concierto, esta joven pianista, compositora y cantante interpretará alguno de sus temas junto al pianista neoyorkino Taber Gable, discípulo de Wynton Marsalis y Kenny Barron.

Es considerada ya joven estrella del panorama jazzístico nacional, y se ha rodeado de cinco jóvenes músicos que representan “el nuevo fervor del jazz en Barcelona”, tal y como reza la información previa al concierto que Mar Vilaseca ofrecerá como parte del cartel del 50 Voll Damm Festival de Jazz de Barcelona.

Para esta ocasión, esta joven catalana contará con la presencia del distinguido pianista Taber Gable, todo un virtuoso a las teclas que viene directo desde Nueva York, donde conoció a Vilaseca.

Además, la compositora, cantante y pianista contará sobre el escenario con Joan Fort a la guitarra, Roger Mir en el saxo alt y soprano, Arturo Valdez en el contrabajo y Jordi Pallarès en la batería. Todo un set para un concierto en el que Mar Vilaseca presentará algunas de las canciones que formarán parte del disco que publicará a lo largo de 2019.

La sala Luz de Gas de Barcelona se viste de noche para recibir a Mar Vilaseca en el escenario, que iniciará la noche interpretando ‘Find the way’ con su angelical voz y una gran precisión en cada una de las notas que interpreta. Si por algo se caracteriza el género del jazz es por tener ese ingrediente especial que hipnotiza, que te hace mantener la atención en cada uno de los giros y en cada una de las improvisaciones que los músicos ejecutan a lo largo de un tema.

Y en el caso de Mar Vilaseca, a todo ello se le suma, además, una voz joven, con una gran técnica y una dulzura que suaviza cualquier giro musical dotándolo de otro carácter completamente distinto.

Vilaseca habla de cada tema antes de interpretarlo, como quien regala una parte de sí mismo en cada secreto que revela en unas letras íntimas, en un proceso creativo que sale desde muy adentro para convertirse en un obsequio para todo aquel que quiera escucharlo.

Es una noche muy especial para esta compositora, que ha invitado incluso a una bailarina al escenario para que se sume a las improvisaciones musicales bailando como si las notas que salen de la voz de Mar Vilaseca fueran cuerdas invisibles que la llevara de aquí para allá, una danza casi litúrgica, que durará lo que dura el tema.

Entre solos de piano e improvisaciones, Mar interpreta ‘Time remembered’ de Bill Evans, sigue con ‘Cry’ y continúa con ‘Blue Diamond’ y ‘House of Jay’ para irse acercando al final de un concierto que no deja lugar a dudas de por qué Mar Vilaseca es considerada una promesa del jazz nacional.

Crónica realizada por Bea Garrido

Volver


CONCURSO

  • COMENTARIOS RECIENTES