novedades
 SEARCH   
 
 

27.09.2018 Críticas  
Pieles, un viaje audaz hacia las emociones

El pasado 15 de septiembre, San Cristóbal de La Laguna celebró La Noche del Patrimonio con motivo del 25 aniversario de la creación del Grupo Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España. Como parte del evento, la compañía de teatro y danza Paula Quintana representó la obra de danza flamenco-contemporáneo Pieles.

Por norma general, todos nos sentimos seguros cuando apelamos más al intelecto que a las emociones. El terreno de los sentimientos puede parecernos intimidador, como un campo de minas por el que no deseamos caminar. Pero, ¿y si alguien nos ayudara a ver que es posible exponerse y que el resultado fuera que comenzáramos a vivir, a sentirnos verdadera y genuinamente vivos?

En ella, su creadora e intérprete Paula Quintana, al hablarnos cara a cara nos ofrece una alternativa atrevida para afrontar la vida. La valentía de explorar quiénes somos. Cuál es el motor que nos lleva a interactuar con nuestro alrededor, a tomar decisiones, a gestionar las emociones. En suma, a conocer nuestro inmenso y maravilloso universo interior.

Sus herramientas son poderosas a la vez que sencillas. Un tablado vacío. Una prenda de vestir (la americana que pretende simbolizar esa piel de la que a veces nos debemos desprender) y ella, expuesta tal y como siente, desnuda, hasta el punto literal de la palabra. Porque a través de una técnica asombrosamente depurada, Paula nos habla y nos revela (por momentos de un modo arduo de comprender para el profano en la materia) que es posible abrirse y exponer cuáles son nuestros sentimientos más recónditos, sin temor a algún daño irreparable. Ella es la demostración de este hecho, pues al final y después de librar una batalla extenuante consigo misma, lo deja todo atrás para presentarse al mundo tal y como siente, y de esta forma, comenzar a vivir…vivir de verdad.

Esta lección de vida está acompañada de una sencilla y cálida iluminación, por parte de Grace Morales, que la acompaña en su pugna personal y le permite jugar con las sombras de forma extraordinaria. Los arreglos musicales de la mano de Caco Luque, combinados con las canciones “Untitled 1” (Sigur Rós), “How it ends” (DeVotchKa) y “Chocky” (Mogway), juegan un papel esencial al hacer que broten todas aquellas emociones por largo tiempo contenidas.

Ya terminada la obra, el aplauso unánime del público, muchos de ellos en pie, solo hizo que ratificar la razón de la extensa andadura de esta intimista y valiente creación.

Crítica realizada por Celia García

Volver


CONCURSO

  • COMENTARIOS RECIENTES