novedades
 SEARCH   
 
 

05.09.2018 Música  
Armin Van Buuren encargado de la Closing Party de Wedj’s

Wedj’s 2018 llega a su fin pero lo hará con una fiesta por todo lo alto con el número 3 del mundo. Tras un alucinante cartel con los Dj’s más punteros del momento, el festival de Opium Barcelona no podría acabar de otra manera. Su closing party estará capitaneada por El Rey del Trance: Armin Van Buuren, algo más que una leyenda.

La Closing Party de Wedj’s estará a la altura de esta trepidante novena edición que ha tenido un cartel difícil de mejorar para el año que viene. La estrella que echará el telón es Armin Van Buuren, un gran amigo del festival, al que ha venido ya varias veces. Un Dj poderoso y carismático que fue cinco veces Número 1 del mundo (y cuatro consecutivas!) y que no abandona la cumbre desde su tercera posición actual realmente respetable.

El director de Wedj’s, Kyke Navarro, ya anunció que este año sería uno de los más potentes de la historia del festival y también uno con el cartel más variado. Desde las grandes leyendas de Tiësto o Van Buuren, al número 1 del mundo Martin Garrix, pasando por artistas tan influyentes como Cheat Codes, Deadmau5, Don Diablo y muchos más que han abierto las influencias musicales del evento. Ha sido un festival alucinante y no lo vamos a negar: alucinante se prevé la Closing Party de Wedj’s.

Armin Van Buuren, o el rey del trance como le llaman, es el único que ha sido nombrado 5 veces numero 1 del mundo y de ellas 4 consecutivas. Desde hace tiempo viene casi todos los veranos a Opium Barcelona para darnos lecciones de cómo romper la pista; y este año no iba a ser menos.

En la cúspide de su éxito, el mejor consejo que Armin van Buuren quiso transmitir a los DJs jóvenes que buscaban abrirse paso en los círculos de la música electrónica se resumía en una lección de modestia. “Pincha, pero hazlo como un hobby”, decía. “Mientras tanto, ten un trabajo normal y estudia. Sólo hay cien DJs en todo el mundo que alcancen el máximo nivel y puedan vivir de esto”. Ahora que el mundo dance se ha ampliado y se ha transformado en una industria global, el número de DJs profesionales ha aumentado y hay más posibilidades de llegar arriba si se trabaja duro, pero el milagro que obró el artista holandés parece casi irrepetible para las futuras generaciones: ha sido el número 1 en el ranking anual de la revista DJ Mag en cinco ocasiones -entre 2007 y 2010, y una vez más en 2012-, y no ha bajado prácticamente del podio desde 2003. Es, sencillamente, el artista electrónico más aclamado del mundo.

¿Su secreto? Él lo resume en otra frase célebre: “Hoy todo el mundo está conectado, pero no hay nadie que conecte”. Construyendo sus producciones y sus sesiones con elementos infalibles -arpegios estimulantes, melodías memorables, progresiones armónicas gigantescas, evoluciones que hacen que el público estalle de éxtasis, levante los brazos y llore-, Armin ha logrado mover los pies de la gente, pero sobre todo sus corazones. Si el trance progresivo ha sido uno de los géneros más solicitados por el mainstream electrónico -antecesor directo del boom universal de la EDM-, ha sido sobre todo porque DJs como Armin lo han vuelto humano, emocional. Su último proyecto, por si aún quedaban dudas, es Embrace (Abrazo), el álbum y la gira con la que intentará consolidar su dominio mundial en 2016.

Ha trabajado duro para llegar donde está. Parecía difícil que alguien pudiera destronar a DJ Tiësto, la gran vaca sagrada del trance holandés, pero Armin van Buuren encontró el camino: humildad y persistencia, sesiones urdidas a la perfección y material propio que traspasara la piel, que estremeciera desde el primer beat. “Yo no siento amor por la música”, cuenta. “Lo que yo siento es auténtica pasión”. Y si esa pasión se transmite, ya has ganado.

El cambio de paradigma -la sustitución del trance progresivo por la EDM como estilo dominante del circuito dance- ha comportado que las estrellas de hace una década ya no dominen el mercado: hoy, el DJ mejor pagado del mundo es Calvin Harris (66 millones de dólares al año), pero Armin van Buuren no lo lleva nada mal: su media anual es de 14 millones, según la revista Forbes.

¿Quieres escuchar lo mejor de Armin van Buuren pero no sabes por dónde empezar? Déjate aconsejar por su público, que es sabio: This is what it feels like -una ‘cantadita’ irresistible con Trevor Guthrie– tiene cerca de 100 millones de reproducciones en Spotify y 70 millones en YouTube, y Another you 76 millones sumando las dos plataformas. Aunque si alguna triunfa de manera exagerada, es uno de sus hits tempranos, In and out of love, con Sharon den Adel: 165 millones de personas no pueden estar equivocadas.

Wedj’s es un festival organizado por el grupo Costa Este, una empresa de los hermanos Javier y Ramón Bordas, dedicados al mundo de la noche desde 1989, y creadores y gestores de clubs y restaurantes tan unidos al imaginario de la noche de Barcelona como La Chatarra, Jimmyz, Opium Barcelona, Nuba, Cachitos o Bling Bling. Costa Este es hoy por hoy responsable de la gestión de los siguientes locales: Opium (Barcelona, Londres, Marbella y Madrid), Pacha Barcelona, Nuba, Cachitos (Rambla y Diagonal), Bling Bling (Barcelona y Madrid), Barítimo, Lolita, Casa Lola, Universal, Café del Mar, Shiva, Soho y La Carpa de Calella de Palafrugell. En la dirección del festival está Kyke Navarro director también del club al que lleva vinculado muchos años como promotor y cabe destacarel trabajo en el booking de artistas de Adria San Vicente.

No te pierdas a Armin van Buuren en la Wedj’s Closing Party este viernes 7 de septiembre en Opium Barcelona. Las entradas están a la venta.

Volver


CONCURSO

  • COMENTARIOS RECIENTES