novedades
 SEARCH   
 
 

07.07.2018 Críticas  
El azar del género

Jose Padilla cierra la trilogía de teatro para jóvenes con Dados, un texto sobre la identidad de género, después de hacerlo sobre el bullying y los desórdenes alimenticios. Teatros del Canal “cierran” su programación, en plena celebración del Orgullo 2018, que precisamente centra las reivindicaciones de este año en la identidad transexual y su lucha por la igualdad.

Juan Blanco y Almudena Puyo se encuentran encerrados en una tienda de cómics, en una lluviosa tarde, cuando Y (Blanco) irrumpe en plena grabación clandestina del podcast de X (Puyo) sobre juegos de mesa en general, y los juegos de rol en particular. Y poco a poco consigue bajar las defensas de X en un combate crucial donde las reglas no están dictadas ya por el game master, sino por los Dados del tablero.

Las últimas temporadas teatrales, mayoritariamente en la capital, están centrándose en la captación de un público joven, que comiencen a considerar estos templos de la transmisión de cultura oral, no en algo encorsetado y “viejuno” sino en una propuesta de ocio alternativa que además trata realidades que les toquen de lleno. El CDN y los “#malditos16” de Nando J, los clásicos revisitados de La Joven Compañía en el Conde Duque, o el periplo por salas varias de los textos de Padilla, anteriormente citados, son un fenómeno emergente, que propuestas como las del Ayuntamiento de Madrid con el JOBO, están ayudando a que la actitud de este relevo generacional cale hondo.

No es tan grande este pastel a repartir, pero si muy diferente la forma de afrontar ese reto de entretener a la vez que se educa en valores, o uno se acerca a los clásicos, sin que en este camino, se caiga en el paternalismo y en dar argumentos trillados y lecciones que suenan a reprimenda o a moralejas para dummies. La forma en la que Jose Padilla trata la identidad de género, el azar de la genética, y la asunción de roles en la sociedad, es el camino a seguir. Dados no tiene ecos de adoctrinamiento, sino de reflexión adolescente, porque ellos también piensan, y cuentan con todas las herramientas en su realidad multitasker para estar no ya informados, sino inundados de distintos puntos de vista, teorías, y disertaciones sobre cualquier temática, a golpe de pulgar.

Almudena Puyo hace un trabajo remarcable como un huraño outsider escondido en los mundos fantásticos de los juego de rol, y Juan Blanco vuelve a enamorar a la platea con su carisma y su verdad.

El dramaturgo agradece en el programa de mano las aportaciones de Abril Zamora y la Fundación Daniela, referentes actuales de una realidad que, gracias a Diosa, está totalmente integrada en la sociedad, y cada vez son menores las zonas oscuras que gravitan sobre estos gladiadores y amazonas que día a día tienen que hacer un esfuerzo extra en cada pequeña acción cotidiana, pero que gracias a la visibilización, y a proyectos como Dados, eliminan los mitos y leyendas que gravitan sobre la transexualidad, que no es que sea otra realidad, sino que se encuentran en nuestro plano temporal, en la realidad.

Crítica realizada por Ismael Lomana

Volver


CONCURSO

  • COMENTARIOS RECIENTES