novedades
 SEARCH   
 
 

30.04.2018 Críticas  
Recordarlas a ellas es recordarnos a nosotras

No buscan enormes audiencias. Solo quieren contar historias. Las historias de otros, no las suyas propias. En este ocasión, las historias de ellas. Las de mujeres que fueron nuestras madres, nuestras abuelas y que sobrevivieron en un mundo despiadado para ellas, machista y miserable. Memoria de mujer… es otra historia ayuda a recordar, a agradecer, a no olvidar.

Se hace el silencio y aparece Diego Paqué. Rodeado de sus instrumentos y sus samplers en un rincón del escenario, la voz de Diego empieza a escucharse mientras interpreta un tema dedicado a la mujer, a esa que se libera de una turbulenta relación (o así la interpreto yo). A continuación aparece su hermana Leonor, que dramatiza un extracto de una de sus novelas, donde se relata la experiencia de una mujer que huye de su casa para no sufrir más y a pesar de todo no lo consigue. Mientras ella narra esos momentos, Diego con los ojos vendados, viste sus palabras al compás de los palillos y diferentes sonidos vocales.

Una vez termina la dramatización, Leonor pasa a contarnos, a modo de conferencia, las vivencias de muchas familias, entre ellas la suya, que tuvieron que emigrar dentro de nuestro país en una época en la que era complicado hasta llevarse un trozo de pan a la boca. Lavar, disponer de luz eléctrica o comer prácticamente cualquier cosa eran lujos que la mayoría no se podían permitir. Y los hogares se componían de un techo y cuatro paredes y para de contar.

En medio de esas circunstancias, mujeres, madres, hijas y hermanas, cuidaron y criaron a padres, esposos, hijos y hermanos sin rechistar. Con los medios que tenían los alimentaron, los ayudaron, hicieron lo que pudieron, a pesar de ser consideradas poco más que esclavas e incluso, en ocasiones, poco más que personas. Pero recordar a aquellas mujeres, mujeres de otra época, es también recordar que aún existen mujeres en el mundo de hoy que viven en situaciones de desventaja social. Y, por otro lado, recordar que se necesita una igualación, no significa menospreciarlos a ellos. Así, en una parte, esta propuesta cierra el círculo de la convivencia y los derechos del ser humano como conjunto, sin hacer distinción de género cuando se habla de igualdad.

Leonor nos explica todas estas cosas con las palabras de este texto que ha escrito como homenaje. Lo cuenta con el sentimiento de saberse cercana a ellas; solo le separan 1 o 2 generaciones. Y lo acompaña con los temas de su hermano Diego, quien vuelve a deleitarnos con esa voz que tiene el tacto del terciopelo y la fuerza del flamenco y ese estilo personal e intransferible. Finalmente, los audiovisuales de Laia Casas, quien también está a los mandos técnicos, nos presentan un testimonio real mediante fotografías en donde nos llama la atención, que a pesar de todo, esas mujeres nunca perdieron la sonrisa.

Todo el conjunto es un nuevo proyecto de Latiovisual Cultura que ya se ha presentado en Mexico y Madrid y que ha parado en Barcelona, en el Ateneu del Clot, de camino a Alemania. Un proyecto sencillo pero completo. Un proyecto escrito e interpretado con el corazón y con la fuerza del deseo de exponer al mundo la Memoria de mujer… es otra historia.

Crítica realizada por Diana Limones

Volver


CONCURSO

  • COMENTARIOS RECIENTES