novedades
 SEARCH   
 
 

15.03.2018 Música  
Que nadie nos quite lo bailao

Un domingo de fiesta nunca es un domingo perdido y Barcelona lo tiene claro. El pasado 11 de marzo volvía al ruedo el Brunch-in Barcelona una propuesta musical al aire libre que presagia el inicio de la primavera en la ciudad condal. Una cita que ningún fan del Brunch se quiso perder llegando a colgar el cartel de Sold Out una semana antes de la fecha.

El Brunch in the city o, ya conocido desde hace años como Brunch-in Barcelona, abrió la temporada con un fantástico cartel internacional que puso en el mapa a la ciudad de Barcelona como una de las mejores ofertas de la escena electrónica en la ciudad condal.

Brunch-in ofrecía lo que nos tiene acostumbrados: un espacio perfecto para hacer un “domingo chill” mientras tomas un vermut/comida (llamémosle Brunch) en un ambiente de “colegueo”, tumbonas y mesas de camping en medio de la plaza mayor del Poble Espanyol. Un espacio inusualmente arquitectónico que anima a sentarse y disfrutar del día con tranquilidad y una cerveza en la mano. Compartir mesa, establecerse en una gandula y hablar con tus vecinos que pasan el domingo como lo pasas tú, es una maravilla. El ambiente social que se respira antes del festival (de 13 a 16h) es un ambiente previo que pocos festivales musicales tienen.

Tras ello, a las 16h, retirando las mesas y las gandulas, el Brunch-in se activaba para disfrutar de la tarde/noche del domingo. Una de las mejores formas de decir adiós al fin de semana (aunque no queramos). Este año nos ofrecían dos escenarios: el main stage de la plaza mayor y uno más pequeño llamado Upload room ambos con un sonido muy cuidado.

La Dj y productora australiana HAAi, residente del club londinense Phonox, dio el pistoletazo de salida a la sesión de tarde. Sus mezclas se caracterizan por ser largas con el fin de liberar sonidos que evolucionan y te envuelven en una atmósfera de pura música house con toques de techno, percusiones tribales, y todo tipo de texturas que forman su propio sello. Prins Thomas tomó el relevo. El Dj y productor noruego, nos sorprendió con la elegancia de ritmos house combinados con los mejores sonidos dance. Thomas es uno de los abanderados del “space disco” y es que junto al Dj productor Lindstrøm, han logrado crear un sonido con tintes espaciales y muy bailable al mismo tiempo.

Shanti Celeste fue la encargada de conducir hasta entrada la noche. La Dj chilena afincada en Bristol, tiene un estilo realista dentro de la escena electrónica con un sonido old fashion mezclando discos muy selectos. Celeste cuenta con una nominación en 2015 como Best Newcomer Dj en los Dj Awards de 2015.

Henrik Schwarz se encargó de cerrar peculiar brunch fiestero en el que sería su primera actuación open air de 2018 según contaba en twitter. El Dj y productor alemán abandera el estilo Deep House, un estilo con toques de sonido techo pero cargado de elegancia y minimalismo. Es conocido por remixes de temas de artistas como Coldplay, o Mary J. Bleige.

Tras el cierre del Brunch-in Barcelona a las 22h, la fiesta no acabó. Se trasladó a la sala Nitsa (Sala 2 Apolo) para seguir con una de las fiestas ya míticas de la ciudad condal hasta altas horas de la madrugada. Una pena que nosotros trabajáramos al día siguiente porque tras el día disfrutado el pasado domingo 11 en el Poble Espanyol, tenemos claro que volveremos a cada uno de los Brunch que se realicen. Y es que los Brunch-in Barcelona no solo son una jornada de música electrónica, son un lugar social en el que disfrutar solo, con amigos, venir a hacer amigos, tomarte unos algos y gozar del día de fiesta antes de volver a la oficina. Vamos, ¡algo necesario!

Crónica realizada por Joshua Fenoy y Norman Marsà

Volver


CONCURSO

  • COMENTARIOS RECIENTES