novedades
 SEARCH   
 
 

14.03.2018 Música  
Mutek se hace con el control de la ciudad condal

La semana pasada se celebró la novena edición del festival Mutek; tecnología, música electrónica y audiovisuales fusionados para formar un festival único. Si las anteriores ediciones nos gustaron, desde luego este año se ha superado con creces.

Mutek Festival invadió la ciudad condal, y ¡nunca mejor dicho! Las ubicaciones del festival pasaron desde Mobile World Centre, Institut Français, Mazda Space, Sala Barts, Laut, ImaginCafé, Nitsa hasta la Antigua Fábrica Damm.

Las jornadas del miércoles y el jueves transcurrieron tranquilas pero muy amenas; experimentación con Sonic Robots, arte audiovisual, interesantes conferencias, presentaciones de proyectos, que se estrenaban en Mutek, para terminar con brillantes shows audiovisuales y dj’s. El viernes y el sábado fueron los días para los más atrevidos, para los que aman la fiesta y la música electrónica.

Nos acercamos a Mazda Space, entrada la tarde, para ver los ya conocidos Digi_Lab, esta vez de la mano de Graham Dunning. Si los Digi_Lab siempre están en el punto de mira de todos está claro que el plato fuerte quedó para al final. Una de las características de estos Labs sonoros y visuales son la música experimental y ambiental, sin embargo, esta actuación fue más groove y rítmica hasta tal punto que daban ganas de entrar bailando a Mazda. Con estos ritmos, avanzamos para poder qué está ocurriendo en el escenario y, para nuestra sorpresa, vemos un live de lo más estrafalario. Si cerráramos los ojos nos imaginaríamos un montón de sintes y mpc’s pero en su lugar teníamos un cilindro sujetando 5 vinilos. Cada vinilo tenía unas marcas distintas; marcas con cinta aislante, tachuelas… A pesar de que puede resultar decorativo, estas marcas lanzaban los sonidos que Graham había seleccionado para que sonaran además de marcar el ritmo de cada sonido. La estructura disponía también de una pequeña maraca y otros objetos que trabajaban la sonoridad del live. Los sonidos se podían variar a través de los distintos sintes que tenía en la mesa y es que, en esta ocasión, no hay ningún ordenador de por medio.

El Digi_Lab fue un éxito y, entre risas, cervezas y aplausos, nos dispusimos a movernos al siguiente emplazamiento: ImagineCafé. Desde Irán, conocimos SET Festival, evento de audiovisuales y música experimental, y quien mejor para representar su esencia que los iranís Siavash Amini y Idlefon & Amir B. Ash. La sala se inundó de los sonidos más experimentales, música ambiental, IDM, distorsión y experimentación sonora reinventando la música electrónica en vivo.

El día fuerte del festival tuvo lugar en la Antigua Fábrica Damm ¡la combinación perfecta para un amante de la electrónica! Mutek Festival contaba con tres espacios distintos; Sala Básculas, Sala Máquinas y el Parking. Nada más entrar a Damm, nos encontramos con la programación de djs para los más bailongos. Las primeras horas de festival fueron capitaneadas por los djs españoles Gerard Llopart, Julia Maria Tupinamba y Palm Grease con unos ritmos más bien suaves y ambientales para calentar la tarde mientras la gente empezaba a acudir al evento. Parece ser que la noche anterior en Nitsa dejó secuelas, pues las primeras horas de la tarde no tuvieron mucha afluencia, no obstante, el público se fue despertando y llenando el Parking de Damm dando algo más de color con el sonido House y rítimico de Dadame entrando más en el groove con Orphidal. Con un público más animado que al inicio, acabamos en el Parking con algo más de House, sonidos muy ochenteros añadiendo, con estilo, funk para entrar en la noche con Deckard.

Algo que nos llamó mucho la atención fue la estupenda terracita que te permitía tener una estupenda vista al parking y disfrutar de una estrella fresquita y unas patatitas cortesía de la casa. Muchos nos preguntamos ¿y por qué no se oye la música? y es que era de vital importancia mantener el espacio libre de sonido, pues justo detrás teníamos la Sala Básculas con una serie de conferencias y entrevistas con artistas, clubs y colectivos de electrónica. Justo al lado de estas conferencias pudimos ver una mesa con sintetizadores, Pads, MPC’s y ordenadores para que los asistentes pudieran probar su funcionamiento y dar rienda suelta a la creatividad, eso sí, ¡con los cascos puestos!

La sala Máquinas es una parte muy especial de Mutek, pues es la sala donde se recogen las performances más especiales; música electrónica en directo, esos sintes y esos lives que dan textura y nos dejan con la boca abierta. Si nosotros teníamos claro ante de llegar a Mutek que iba a ser espectacular, también lo sabían los que acudieron al festival, pues las colas que vimos para entrar en la sala nos dejaron sorprendidos, pero no tanto como sus protagonistas. Caterina Barbieri experimenta con los sonidos más macabros creando atmósferas mientras juega con sus sintetizadores y controladoras. Un show perfecto para comenzar la tarde, pues los sonidos ambiente y la lenta evolución de la música encajaban de maravilla. Salimos a tomar un poquito el aire y nos preparamos para ver una cara conocida entre los días anteriores en Mazda Space; es el turno de Lucas Paris que nos hace viajar a través del IDM más experimental rodeado de distorsión, ruidos rítmicos y esculturas de luz algorítmicas específicas del espacio. Recordamos también a Ziúr, la alemana que el pasado miércoles participó en la conferencia de HerBeats, una mujer con mucha fuerza, determinación y que sabe lo que quiere. Si nos dejó hipnotizados con sus experiencias, no hablemos de su actuación, la cual describe como una deconstrucción sonora. Ziúr le dio color y ritmo a la sala. Cuando habla de deconstrucción sonora conseguimos entender que es una mujer versátil que juega con toda clase de ritmos y sonidos mezclando voces mientras ella misma no deja de bailar y sentir lo que está haciendo transmitiendo todo esto a los espectadores que se dejan hipnotizar por su sonido.

Entrada la noche, Mutek nos dio lo que nos prometió. Si recordamos la presentación del último Digi_Lab previo al festival, debería sonarnos que nos advirtieron de estar atentos a las redes para formar parte de los “hidden events by Reebok Classics” eventos secretos que nos revelarían únicamente a través de las redes. Fue muy grata sorpresa encontrarnos con Nicolas Bernier el cual nos regaló la premiere europea de “Transfer”, un show lleno de luz, barras de neón que tenía frente a él y que reaccionaban con su show musical lleno de distorsión y los ritmos más sonados, pura ciencia-ficción con ritmos ochenteros.

Mutek Festival nos ha dado con esta novena edición la programación más sonada y arriesgada apostando por artistas locales así como artistas internacionales. Una programación más que excelente demostrando que sabe estar a la altura y dejarnos boquiabiertos. Tras estas intensas jornadas que nos han dejado agotados, nos preguntamos ¿Qué nos preparan para el décimo aniversario?

Crónica realizada por Nina Delgado

Volver


CONCURSO

  • COMENTARIOS RECIENTES