novedades
 SEARCH   
 
 

01.03.2018 Ópera  
Celebración de la grandeza

Entre los días 7 y 25 de marzo se ofrecerán 17 funciones de Aida recuperando la espectacular producción concebida por Hugo de Ana para la inauguración de la segunda temporada del ‘nuevo’ Teatro Real, en octubre de 1998.

Las 8 funciones de entonces se unían a las 353 que tuvieron lugar en las temporadas anteriores al cierre del teatro, en 1925. Durante ese periodo el popular título verdiano fue el más representado en el Real, siendo Giuseppe Verdi el compositor preferido del público madrileño del siglo XIX.

En esta temporada de conmemoraciones ─el bicentenario de su fundación y los 20 años de la reapertura─, el Teatro Real mira, pues, a su historia pasada y reciente a través de la reposición de Aida, uniendo su ‘auto-homenaje’ a otro, más simbólico, a Pedro Lavirgen (1930). Este gran tenor no pudo interpretar en el Real a los personajes que lo distinguieron –como Radamès, que debutó en La Scala de Milán- porque el apogeo de su brillante carrera trascurrió durante el período en que el coliseo de la Plaza de Oriente fue sala de conciertos y las óperas se representaban en el vecino Teatro de la Zarzuela.

Para la reposición de Aida, Hugo de Ana, responsable de la dirección de escena, escenografía y figurines de la ópera, ha revisado la producción original de 1998, actualizando algunos elementos escenográficos y parte del vestuario, pero manteniendo la esencia simbólica de la producción. Dominada por una monumental pirámide que sugiere la magnificencia del poder político y religioso, la producción enfatiza, sin embargo, la profunda soledad de los poderosos que se debaten entre sentimientos, dudas y contradicciones que no pueden compartir ni mostrar.

Tres repartos se alternarán en la interpretación de los papeles protagonistas de Aida, con Liudmyla Monastyrska, Anna Pirozzi y Lianna Haroutounian en el rol titular; Violeta Urmana, Ekaterina Semenchuk y Daniela Barcellona como Amneris; Gregory Kunde, Alfred Kim y Fabio Sartori como Radamès; y Gabriele Viviani, George Gagnidze y Àngel Òdena, como Amonasro. Estarán secundados por el resto del elenco y por el Coro y Orquesta Titulares del Teatro Real, bajo la batuta de Nicola Luisotti, director asociado del Teatro Real, que interpretará desde el foso su tercer título verdiano, después de las alabadas versiones de Il trovatore y Rigoletto.

Con casi de 300 artistas ─entre solistas, coro, bailarines, actores y orquesta─ y una escenografía espectacular que reveló al público, en 1998, el potencial técnico y las enormes dimensiones de la caja escénica del Teatro Real, Aida vuelve a Madrid con celebraciones y homenajes, pero, sobre todo, porque es uno de los grandes títulos del repertorio lírico universal.

Tal y como explica Joan Matabosch, director artístico del Teatro Real, “Su regreso al Teatro Real después de veinte años es un auténtico acontecimiento y, también, un autohomenaje a la institución a uno de los espectáculos más impresionantes de las primeras temporadas de aquel Real recién reconvertido en teatro de ópera”.

Las entradas ya están a la venta.

Volver


CONCURSO

  • COMENTARIOS RECIENTES