novedades
 SEARCH   
 
 

20.12.2017 Ópera  
Eifman lleva su obra maestra al Gran Teatre del Liceu

El Eifman Ballet debuta en el Gran Teatre del Liceu del 20 al 23 de diciembre con uno de los dramas más emocionantes de la danza y basado en el clásico de Lev Tolstói Anna Karenina. Por muchos, considerada como la obra maestra de Boris Eifman.

La primera representación del ballet fue en 2005 y confirmó una vez más la reputación de Eifnan como el coreógrafo más importante de su país. Desde entonces ha llenado los teatros de toda Europa y América, recogiendo buenas críticas y el aplauso del público. Gracias a su savia interacción entre coreografía y música, el suyo se ha convertido en uno de los más estimulantes ballets contemporáneos de raíces eminentemente clásicas.

En Anna Karenina, 36 bailarines llevarán a escena esta historia que gira alrededor del triángulo amoroso formado por Anna, Karenin y Vronski y que nos acerca a las visicitudes de una mujer absorbida y destrozada por la pasión, dispuesta a sacrificarlo todo. En palabras del propio Eifman, el drama de esta mujer renacida se expresa mediante la plasticidad del cuerpo en una pieza que habla del presente y no del pasado, de las emociones actuales y de los claros paralelismos con la realidad contemporánea. La pieza cuenta con música de Piotr Ilich Chaikovski, que será interpretada por la Orquestra Simfònica del Liceu y dirigida por Conrad van Alphen.

Actualmente, Boris Eifman es uno de los coreógrafos vivos de más sólida trayectoria entre los creadores rusos, con más de 40 títulos a lo largo de su trayectoria. Creó su compañía en el año 1977 en San Petersburgo, concebida y desarrollada como un laboratorio experimental. Sus primeras actuaciones generaron reacciones entusiastas por parte del público y ciertas reservas por parte de los defensores del ballet tradicional que no se mostraron abiertos en aceptar la autoridad del entonces joven coreógrafo. A finales de los años 70 y principios de los 80, Eifman crea su propio repertorio. Así, tanto él como su compañía exploran nuevos géneros. En este sentido, Eifman crea actuaciones con una caractarística que le define: patrones coreográficos sorprendentemente nítidos, destinados a expresar las pasiones ardientes de los roles principales de los ballets. La compañía, formada por bailarines ganadores de concursos y premios otorgados, entre otros, por el Gobierno de Rusia, se distingue por su brillante técnica, su dedicación única y su gran inteligencia en el escenario.

Anna Karenina se puede ver en 5 únicas funciones del 20 al 23 de diciembre. Puedes conseguir tus entradas en la web del Gran Teatre del Liceu.

Volver


CONCURSO

  • COMENTARIOS RECIENTES