novedades
 SEARCH   
 
 

11.07.2017 Críticas  
Los Black Barbies llenan de magia la azotea de La Pedrera

El ciclo Nits d’Estiu trae a la azotea de la mitiquísima La Pedrera de Barcelona conciertos de jazz durante los meses de verano. Para esta ocasión, la propuesta de jazz contemporáneo de los Black Barbies le proporciona el toque especial a una velada con mucho encanto.

Durante los meses de junio, julio, agosto y septiembre, La Pedrera, el famoso edificio que Antonio Gaudí reformó proporcionándole una estética que llena souvenirs a lo largo y ancho de la ciudad condal, se llena de música por las noches. La propuesta de esta noche son los Black Barbies, presentando su ‘Wet Dreams’; una mezcla de éxitos como ‘Halo’ de Beyoncé o ‘One Dance’ de Drake con otros originales, todos con un toque ‘smooth’ de jazz.

Media hora antes del inicio del concierto, los visitantes empiezan ya a pasear hacia la azotea del edifico barcelonés. Muchos más turistas de lo esperado, que aprovechan para conocer esta maravilla arquitectónica de una manera más original.

Realizado ya el paseo de rigor por el Espai Gaudí y con copa de cava en mano, todos los asistentes van buscando un espacio en el que acomodarse para disfrutar del concierto que comenzará rodeados de las vistas de Barcelona desde el pleno corazón del paseo de Gracia.

Tocar en este escenario tan y tan especial es un sueño para los Black Barbies, que así lo constatan después de saludar al público en inglés y castellano. Los últimos visitantes que aún quedan haciéndose ‘selfies’ en todas las esquinas posibles del entorno van encontrando su lugar para observar a este quinteto que empezará su espectáculo versionando ‘Faith’ de George Michael.

Ellos son Sergi Felipe (saxo), Oriol Riart (guitarra), Giampaolo Laurentaci (contrabajo), Guillem Arnedo (batería) y Desirée Diouf (voz). Todos ellos unos virtuosos de la música, encuentran el equilibrio perfecto entre los estándares del jazz, los ‘hits’ reinventados en su versión más elegante y alguna que otra canción propia.

Y en este escenario sin igual y con la atmósfera perfecta, el sol se pone en el horizonte barcelonés. Entre la polución del horizonte, las últimas luces del último día de junio tiñen de tonos anaranjados y de sombras las originales chimeneas ideadas por Gaudí.

Allí todos, embobados con la excepcional voz de Desirée, observamos el entorno, captamos con el móvil todos los momentos con el miedo de quien sabe que el más mínimo gesto en falso, eliminará la magia que se ha creado en ese preciso instante.

El ciclo Nits d’Estiu propone para la presente edición un seguido de propuestas con el talento más representativo del jazz joven realizado en Barcelona, combinadas con figuras del jazz internacional. Y realmente no se podía haber escogido mejor género musical para darle banda sonora a esos recuerdos que tanto locales como turistas guardarán como un bien muy preciado.

Crítica realizada por Bea Garrido

Volver


CONCURSO

  • COMENTARIOS RECIENTES