novedades
 SEARCH   
 
 

15.06.2017 Críticas  
Arnau Tordera y el musical de autor

Arnau Tordera retoma un concierto que nació dentro del ciclo #MondayMonday del Teatre Eòlia; pero esta vez, llega al Versus Teatre. Acompañado por Ester Tort y al piano por Maria Mauri, el cantante confía en autores de varias épocas para ofrecer un espectáculo correcto en su factura e interpretación y con varias aproximaciones destacables.

Lo más remarcable de Arnau Tordera i Les Dones es su selección musical. Antoni Font-Mir ha sabido guiar por buen camino a los intérpretes y en la mayoría de los casos parecen comprender las letras de lo que están cantando y transmitir su esencia a los espectadores. No se sigue un orden cronológico estricto y eso es de agradecer. La voluntad de todos los implicados no parece ser realizar el enésimo repaso a los títulos más populares del género y sí centrase en una temática concreta.

Una temática todo lo amplia que se quiera (las mujeres) trabajada lo suficiente como para no caer en la simple excusa. Diferentes autores, distintas canciones y dispares retratos de la mujer idealizada o evocada por el hombre enamorado, encaprichado, desengañado…Hasta aquí muy bien. Se han utilizado traducciones que ya existían y otras que se han realizado para la ocasión. En algunas ha colaborado el propio director, que ha realizado un muy buen trabajo, como decíamos, al elegir el repertorio.

¿Por qué? Ha combinado a Sondheim, Bernstein, Lloyd Webber, Offenbach o Rodgers con Òscar Roig, Josep Ribas, Guinovart o el propio Tordera. Y la convivencia es muy feliz. No hay un hilo argumental más allá de la presentación que el cantante hace de las protagonistas de los temas como si fueran experiencias que él ha tenido en el pasado. La idea no es mala, pero aquí la verosimilitud flaquea bastante en el sentido en que la personalidad o personaje de Tordera en sí mismo no acaba de casar del todo con la idea.

A medida que avanza el programa parece que va ganando confianza en sí mismo, pero quizá en algunos momentos (y aunque no en el parlamento) se muestra algo introvertido en su acercamiento al público. En cambio, cuando se para a interpretar los temas y la luz se vuelve más tenue es cuando realmente parece sentirse más cómodo y llega a transmitir toda la profundidad de las canciones. No sabemos si el medio tono en el que se mantiene en varios momentos es el más adecuado para su registro vocal, que con un acercamiento menos lineal ganaría en fuerza dramática.

Al estar descontextualizadas de sus obras de procedencia, ese ademán entre bromista y canalla no siempre las hace comprensibles. Curiosamente, cuando Tordera se pone serio es cuando más capta nuestra atención. Igualmente, esto ocurre cuando canta sus propios temas. A destacar, su Rosó (de “Pel teu amor”), La Carta (“Flor de Nit”) y Johanna (“Sweeney Todd”). También, las intervenciones de Estel Tort, muy adecuada en su registro vocal y cómplice con su compañero. Se podría aprovechar algo más, también la presencia de Maria Mauri, que al piano consigue un ritmo apropiado canción a canción.

Finalmente, celebramos la decisión de Font-Mir de no elegir los temas prototípicos de los títulos más conocidos, especialmente en el caso de Lloyd Webber. La combinación The Point of No Return (“The Phantom of the Opera”) y Why Does She Love Me (“Love Never Dies”) es una muestra muy representativa de este detalle. Su dirección de los duetos consigue algunos de los mejores momentos y la inclusión del número final a modo de bis (que no desvelaremos) ofrecen una agradable sorpresa.

Crítica realizada por Fernando Solla

Volver


CONCURSO

  • COMENTARIOS RECIENTES