novedades
 SEARCH   
 
 

01.05.2017 Críticas  
Como por arte de magia

Es primavera y Barcelona estrena su Primer Festival de Magia, que se celebra del 7 de abril al 7 de mayo, convirtiéndose así en la capital del mundo de la magia. Anoche tuvimos el placer de asistir al estreno del MAG FEST Barcelona en el Teatre Victòria, una gala internacional que reúne en un mismo escenario a algunos de los mejores magos del mundo.

Se abre el telón y uno de los más grandes magos de España, Jorge Blass, aparece de la nada, como por arte de magia, dejando entrever lo que nos esperaba los próximos noventa minutos de ilusionismo y sorpresas.

Voronin viene desde Ucrania para embaucarnos a ritmo de polka y circo, donde la magia y las desdichas parecen ocurrirle sin que él pueda hacer nada al respecto. El ilusionista no abre la boca pero las palabras sobran cuando cada gesto y cada movimiento inundan el escenario.

La Estadounidense Tina Lenert, una leyenda en el mundo del ilusionismo teatral, nos conmovió con su composición que conjuga la magia y la poesía, sin moverse del sitio llena el escenario y nos traslada a historias que nos llegan directamente al corazón.

Sos & Victoria vienen desde Alemania con su Record Guiness por su cambio ultra rápido de vestuario, y no es para menos, ya que en un abrir y cerrar de ojos y a lo largo de toda la actuación nos dejaron atónitos con un festival visual que cambiaba cada vez que parpadeabas.

El californiano Mike Caveney nos trajo su magia cómica y desenfadada, con un castellano bastante logrado nos mostró que el humor y la magia se pueden encontrar en objetos cotidianos, como cuando te haces un café, con una chaqueta que se atraviesa o un rollo de papel higiénico que cobra vida.

El catalán Charlie Mag, ganador del Primer premio en el último Campeonato Europeo de Magia, nos abrumó con su número de palomas que aparecen y desaparecen, e incluso cambian de color y forma. Convierte un espectáculo clásico en un número con una estética novedosa y una puesta en escena impecable.

El prestidigitador coreano Hun Lee nos dejó boquiabiertos con su impresionante número donde los colores y los efectos visuales se traspasan la barrera del tiempo. Su rutina es maravillosa pero no hay palabras para describirla cuando rebobina toda su actuación a cámara rápida y hacia atrás.

El madrileño Jorge Blass nos ilusionó como el primer día, combinando su magia con la innovación, porque el polifacético ilusionista aparece de la nada, utiliza drones para encontrar cartas, nos hace reír con su toque cómico o nos cautiva con momentos mágicos inolvidables.

Una velada para disfrutar, en familia, con pareja o con amigos, tanto para grandes como para pequeños, porque al fin y al cabo, todos tenemos ese niño dentro de nosotros que anoche sonrió, se ilusionó y nos hizo olvidarnos de todo para entrar en el mundo de los sueños y de lo imposible.

A la salida, no hubo mejor manera de celebrar una noche tan especial y mágica, y pudimos saludar y hacernos fotos con los magos, al tiempo que disfrutamos de una copita de cava, cortesía de la casa, para brindar porque nunca falte magia en nuestras vidas.

Crítica realizada por Milena Vázquez

Volver


CONCURSO

  • COMENTARIOS RECIENTES