novedades
 SEARCH   
 
 

20.03.2017 Música  
La más pura esencia de Hindi Zahra y sus raíces

Bereber, de nacionalidad marroquí y ha vivido buena parte de su vida en París: ella es Hindi Zahra y presenta en la sala Barts su último trabajo ‘Homeland’. La artista reivindicará sus raíces mezcladas con jazz y con guiños a otras culturas en un directo lleno de matices.

Ni más ni menos que siete años hacía que Hindi Zahra no pisaba Barcelona. La excusa de esta noche era la presentación de su tercer y último trabajo ‘Homeland’ en el marco del festival de música Guitar BCN en la sala Barts. Y ella está encantada de estar aquí con un público que está deseando disfrutar de su música que traslada a otro lugar.

La sorpresa es muy grata al ver que Hindi se ha rodeado de una banda a la que no se le caen los anillos a la hora de improvisar, y cualquier momento es bueno para marcarse un freestyle que suena a jazz pero que sabe a las mil y una noches. Ellos son: el percusionista Ze Luis Nascimiento, el bajista Aurelien Calvel, el batería Rémi Sanna, el teclista y trompetista David Dupuis y los dos guitarristas Jerôme Plasseraud y Paul Salvagnac.

Empieza a sonar ‘Imik si mik’ con la característica voz de Hindi Zahra, que acompaña cada giro de su voz, cada filigrana como quien no ha dejado de hacerlo desde una edad muy temprana (su primera actuación la realizó cuando solo tenía 17 años). Ella canta cada una de las notas como si fuera algo único, delicado, como si fueran a romperse al más mínimo movimiento en falso.

Y con esa perfección el concierto transcurre en un tempo lento, íntimo, llega ‘Silence’ para ir seguida de ‘To the forces’ para continuar con más temas que combinan el francés, el bereber y el inglés en sus canciones. Hindi Zahra nos lleva de un tema a otro entre hipnotizantes interludios musicales y un punto de mestizaje que ella misma ha definido en alguna entrevista como “un cuscús de influencias de distintas civilizaciones”: desde Cabo Verde hasta Brasil, Iran, Cuba, India, Marruecos y Francia, ahí es nada.

Escuchar a Hindi Zahra es una invitación a viajar, y verla en directo es todo un viaje: esta artista autodidacta y polifacética ha sabido encontrar a la perfección el equilibrio entre tanta diferencia cultural para crear una música en la que se siente cómoda e invitar al público a soñar y dejarse llevar.

Después de una breve pausa, y a la vuelta del bis, el percusionista Ze Luis Nascimiento nos obsequia con una demostración de percusión que dejará al público boquiabierto para, a continuación, interpretar una de las canciones que disparó a la artista al estrellato: ‘Beautiful tango’.

“Todos ahí tan bien sentaditos, sé que acabaréis bailando”; así desafía la cantante y compositora al público para acabar cumpliendo su palabra con una subida de ritmo repentina después de anunciarnos que vamos a viajar a Marrakech. Unos ritmos exóticos y muy sensuales se apoderan de la sala Barts, y el público aguantará poco más sentado.

Con ‘Stand up’ los pocos reticentes que aún quedan aposentados en sus butacas acaban de ponerse de pie para bailar y guardar para el recuerdo la energía de una mujer que ha sido capaz de mezclar la esencia más pura de culturas de medio mundo con elegancia y muy buen gusto. Así Hindi Zahra despide la noche prometiendo no tardar tanto en volver a Barcelona y agradeciendo a todos los seguidores que han esperado 7 largos años para poder volver a verla sobre un escenario en la ciudad condal.

Crónica realizada por Bea Garrido

Volver


CONCURSO

  • COMENTARIOS RECIENTES