novedades
 SEARCH   
 
 

13.12.2016 Críticas  
EXTENDED PERFORMANCE: no es el circo que imaginas

Cuando de expresión corporal se trata, todo, absolutamente todo, vale. Y si hablamos de aquella comunicación más básica, esa que trasciende el habla, la escritura, y cualquier otro símbolo de nuestra cultura, llegamos al cuerpo: el lenguaje universal.

Ahora añadámosle conocimientos de circo, entendidos como un sentido estético y habilidad para crear figuras que dejan a cualquiera boquiabierto y sumémosle una inquietud por innovar y transmitir.

El resultado de la ecuación es el EXTENDED PERFORMANCE un formato creado por la Central del Circ en el que algunos de los artistas y las compañías que usan las instalaciones del Fórum para desarrollar sus creaciones pueden mostrar al público interesado sus últimas representaciones, estén en el estado en el que estén, para que los asistentes puedan opinar al respecto. “Un ensayo con puertas abiertas”, así nos lo describe quien será el hilo conductor de las diferentes performances y quien nos hará de cicerone enseñándonos las instalaciones de la Central, que habitualmente están cerradas al público.

Desde el primer momento se respira un ambiente familiar, prácticamente todos los asistentes ya han visitado antes la Central y se saludan mientras paseamos por las instalaciones. Familias con hijos, familiares de los artistas que representarán, amigos, otros acróbatas y programadores de salas; todos vienen a la expectativa de qué se van a encontrar más allá de algún vídeo previo que hayan podido ver en Youtube antes de la fecha señalada.

Y sentados en círculo alrededor de un gran foco, entramos en materia observando absortos unos malabares con aros que bien pueden representar la eternidad, o la continuidad, o lo estático que hay en el movimiento, o simplemente son ejercicios de calentamiento… y aquí dejaremos de intentar buscarle explicación a cualquier cosa que pueda pasar, porque cualquier explicación que queramos darle a lo que vamos a ver a partir de ahora puede ser correcto y a la vez incorrecto, dependerá de cada uno.

Vivian Friedrich como acróbata y Joan Lavandeira al sonido serán los primeros en salir a escena. Una chica maquillándose y vistiéndose, algunos elementos sueltos y un trapecio de cuerda sobre el que realizará unas piruetas y movimientos que van cambiando de ritmo al son de la música. Vivian domina a la perfección su disciplina y le añade dramatismo. ‘I love my car’, que es así como se llama su representación, da la sensación de estar en un estadio muy embrionario, pero parece afrontar la feminidad y el apego desde una perspectiva mucho más visceral.

Después de una breve pausa para intercambiar opiniones e impresiones, entran en escena Zirkus Morsa, compuesto por Rosa Wilm y Moritz Böhm con su ‘Le fin demain’. Fuera interpretaciones y prejuicios: esta representación es la más sencilla de todas por lo que a argumento se refiere y también la más compleja, que aborda el equilibrio entre dos personas y de la búsqueda de él a partir de dos objetos: una tabla de madera y un cilindro. El resultado es una coreografía perfectamente sincronizada entre ambos artistas y acompañada de una música delicada con cambios de ritmo marcados y algunas figuras que se van desenvolviendo entre la inocencia de nuestros dos protagonistas a la hora de descubrirse y la belleza de las acrobacias que realizan.

Y de esta especie de inocencia por descubrir y jugar con el entorno, pasamos a la tercera representación de la velada: ‘Bubble’ por El lado oscuro de las flores, cuyos intérpretes serán Ginés Belchi Gabarrón y Jesús Navarro Espinosa. Una especie de lucha, un enfrentamiento entre dos partes que pivotan entre el rol de verdugo y víctima con la naturalidad que muchas veces echamos de menos en la ficción televisiva. Ambos artistas, sin hilo argumental aparente, se pasean por el escenario arrastrándose el uno al otro, repartiéndose golpes y muchos otros momentos inesperados que dejan lugar a incertidumbre y muchas expectativas sobre qué pasará luego. Esta obra estará programada en unos meses en el Antic Teatre, según se nos explica al final de la pequeña muestra que se nos ha enseñado del espectáculo.

Y por último, la Fem Fatal entran en escena: Asvin López y Toni Gutiérrez representan un estado muy embrionario de sus pesquisas con el trapecio. Si el programa del EXTENDED PERFORMANCE está en lo cierto y ésta es la primera vez que realizan una producción en trapecio, nadie lo diría viendo la facilidad de desarrollo de las diferentes acrobacias y figuras que realizan ambos, perfectamente sincronizados.

¿Hilo argumental? ¿denuncia social? ¿problemas de género? Qué más da. El circo contemporáneo explora todos los campos posibles de expresión y se lo lleva a su terreno para crear, inspirar y transmitir un sentimiento y una pasión por hacer arte con el propio cuerpo. Y la EXTENDED PERFORMANCE es una excelente manera de acercar todo ello al público de una manera más cercana y especial, sin corsés, con apenas distancias y en familia; un entorno del que no puede salir nada malo.

Crítica realizada por Bea Garrido

Volver


CONCURSO

  • COMENTARIOS RECIENTES