novedades
 SEARCH   
 
 

16.09.2016 Críticas  
Con carreras en las medias de tanto bailar

Ayer noche se estrenó en el Teatre del Raval de Barcelona la función especial de la película de culto “The Rocky Horror Picture Show”. Bajo el título THE ROCKY HORROR DRAMAKUIN SHOW, el espectáculo nos animaba a perder la vergüenza mientras nos trasladábamos a una mansión rodeada de extraterrestres del planeta Transexual.

Y es que, la vergüenza, es lo primero que debes dejar en la puerta. Tras ella, solo debes calzarte la peluca, pintarte los labios, ponerte unas pestañas postizas y aderezarlo todo con unos zapatos de tacón coronados por unas medias de rejilla. Aunque más de uno lo vistió (cosa que aplaudimos a rabiar), recuerda que puedes llevarlo internamente. Cada una es fashion al nivel que desee y algunas lo llevan muy muy dentro. Tu solo debes dejarte llevar y disfrutar del show más irreverente de Madrid que llega, solo por tres funciones, a Barcelona.

Nosotros no somos nuevos con el ROCKY HORROR. Alguno de nosotros ya se sabe muchas de las frases (o casi todo el guión para el público), otros lo han visto en formato obra teatral musical en Londres y otros… bueno, otros eran vírgenes (los que hayáis ido alguna vez ya nos entendéis, verdad?). Llevan en cartel pegado a la frente y se les nota.

THE ROCKY HORROR DRAMAKUIN SHOW, para el que aun no lo haya visitado, es una fiesta que se monta alrededor de la película de culto “The Rocky Horror Picture Show”. Una extraña película basada en el musical “The Rocky Horror Show” de Richard O’Brien que se estrenó en Londres el 14 de agosto de 1975.

La película cuyo protagonistas son, entre otros, Tim Curry y Susan Sarandon presenta, a grandes rasgos, a unos extraterrestres del planeta Transexual de la galaxia Transilvania que han montado una “fiesta-conferencia” (digámoslo así) en una mansión perdida en el bosque. Mansión a la que por casualidad llegan Janet (Susan Sarandon) y Brad; aka la Zorra y el Gilipollas. Su coche se ha estropeado y se han quedado tirados en la carretera camino a casa tras asistir a una boda. Tan mala pata tienen que acabarán pidiendo un teléfono en la gran mansión sin saber todo lo que van a vivir. Y es que, su vida sosa y aburrida va a cambiar.

Pero no solo va a cambiar su vida, sino que el vivir la experiencia Dramakuin va a cambiar también la tuya. La fiesta que se monta con la animación en directo no tiene comparación con ver la película en casa. Las convenciones Dramakuin cambian la total perspectiva de la película donde la diversión, lágrimas, locura y gritos están asegurados. No habrás visto nada tan loco, ¡nunca! Conocerás putas, gilipollas, vírgenes, travestis, gente sin cuello… y todo bien equipado con el Kit de Supervivencia del Rocky Horror Picture Show (o “RHPS”, para los amigos).

Entre otras aventuras, anoche bailamos el “Time-Warp” junto a los actores, gritamos mucho y nos reímos más. Y sí, estamos afónicos ahora… pero ha valido la pena. Nos hemos levantado descansados y felices. Lo mejor para desestresarse, oiga!

Ya sabes: si tenéis curiosidad, os animamos a asistir al próximo pase de esta noche (solo quedan dos pases; el viernes y el sábado). Si os lo perdéis, será un sacrilegio.

Crítica realizada por Norman Marsà

Volver


CONCURSO

  • COMENTARIOS RECIENTES